Authors Posts by elirreverente

elirreverente

653 POSTS 0 COMMENTS

A casi 3 años de la tragedia, en la plaza principal frente al Palacio Nacional de la ciudad de Guatemala se puede observar un círculo de cruces con el texto “Por las niñas y mujeres asesinadas, nos faltan 41”. En cada una de las cruces tanto por dentro como por fuera se puede leer el nombre, apellido  y una foto de cada una de ellas. El monumento recuerda el asesinato de 41 niñas el 8 de marzo de 2017 en el Hogar Seguro «Virgen de la Asunción», centro estatal de protección para niños y adolescentes víctimas de violencia, abandono y maltrato infantil.

Cabe recordar que 41 niñas murieron y 15 quedaron heridas de gravedad durante un incendio que se habría producido en el hogar y durante el que dejaron a las niñas encerradas, mientras los funcionarios que las custodiaban discutían si debían abrir la puerta o no.

Actualmente en Guatemala está en curso un juicio contra los responsables de que las víctimas no fueran salvadas y el 21 de enero de este año se presentó una querella contra el ex presidente Jimmy Morales por la responsabilidad que le cabe en estos hechos, ya que todas las víctimas eran menores y se encontraban bajo la tutela del Estado, específicamente, de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBSP), subordinada directamente al entonces presidente Morales.

Para el abogado Marco Vinicio Mejías, el exjefe de Estado es responsable del suceso por no haber adoptado todas las medidas necesarias y razonables para prevenir o impedir su comisión. Además, no se presentó en el  lugar de la tragedia, ni se ocupó personalmente de la situación de las víctimas.

WhatsApp Image 2020-01-24 at 00.20.02 (1) WhatsApp Image 2020-01-24 at 00.20.04 (1) WhatsApp Image 2020-01-24 at 00.20.04 (2)

Este jueves 23 de enero de 2020 en el centro de la Ciudad de Guatemala y frente a la Oficina Nacional de Servicio Civil, se realizó una gran manifestación de mujeres indígenas, trabajadoras de guarderías infantiles de la Secretaría de Presidencia que llevan 4 días pernoctando en el lugar como una forma de protesta frente a sus precarias condiciones de trabajo.

Reclaman condiciones indignas de trabajo e informan que sus salarios de 1400 quetzales son muy inferiores al sueldo mínimo de 2800 quetzales + 250 de bonificación. Denuncian además jornadas de trabajo de más de 10 horas, desde las 6 de la mañana hasta las 19 hrs, trabajo que no es reconocido por el gobierno como un oficio y por el que no tienen seguridad social (ni previsión, ni salud).

Estas son algunas de las demandas de las trabajadoras del Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco (MISICG), quienes acusan a un Estado violador de DDHH que las discrimina por ser indígenas y pobres.

Valparaíso, 20 de enero 2020

Este lunes 21 de enero a las 11 am organizaciones de Quebrada Verde del cerro Playa Ancha y organizaciones del cerro Cordillera se manifestaron frente al servicio de salud Valparaíso San Antonio para denunciar el total abandono por parte de las autoridades del Proyecto de Construcción del SAR (Servicio de Alta Resolutividad) – Quebrada Verde de Valparaíso.

Las organizaciones denuncian que si bien el proyecto SAR Quebrada Verde fue incorporado el año 2015 a la cartera de proyectos sectoriales de salud en la comuna de Valparaíso con indicación de realización inmediata en conjunto con SAR Colón y SAR Placilla, el proyecto aún no se lleva a cabo.

Las organizaciones denuncian que luego de 4 licitaciones fallidas, el Servicio de Salud Valparaíso San Antonio — que es la unidad técnica y política responsable de llevar adelante todas las etapas del proyecto — aún no logra concretar la adjudicación del proyecto.

A esto se suma que el 6 de ENERO de este año, la Contraloría Regional de Valparaíso emitió un informe que señala serias deficiencias en los procesos administrativos, con falta de entrega de documentación y por lo tanto solicita un procedimiento disciplinario para determinar responsabilidades, debido a las irregularidades en el procedimiento. Lo que se evidencia en que el Servicio de Salud tenga contrato con dos empresas diferentes por el mismo proyecto y presupuesto, situación absolutamente anormal y negligente.

Por este motivo las organizaciones se declaran en alerta y llaman tanto al  Servicio de Salud como a la Municipalidad de Valparaíso a realizar las gestiones necesarias para que se concrete este Centro de Salud de Urgencias, proyecto que beneficiaría a más de 100.000 personas del sector de Playa Ancha y sus alrededores, además de una amplia población flotante de Valparaíso.

lea aca el COMUNICADO-PÚBLICO

 

 

 

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 25 diciembre 2019

Primera línea de la solidaridad

Ayer en la tarde me encontraba en Viña del Mar cuando comenzó el incendio en los cerros porteños. Fue imposible no recordar el mega incendio del año 2014, cuando al llegar desde Santiago me encontré con Valparaíso en llamas. Al bajarme del bus en aquella ocasión, partí como por instinto hacia los puntos más afectados, recorriendo el plan del Puerto, mirando atónito y con un inmenso dolor como se quemaban las casas. Para los porteños y porteñas cuando hay incendios de estas magnitudes es como si se estuviera quemando nuestra propia casa, ya que la identidad con esta ciudad “que amarra como el hambre” es realmente muy profunda. Deambulé pensando en cómo poder ayudar, porque en esas circunstancias el impulso desenfrenado puede resultar más una interferencia que una ayuda. Al día siguiente recorrí muy temprano distintos sectores viendo cómo poder cooperar, cuando por una escalera vi que bajaban grupos de muchachas y jóvenes exhaustos, con sus caras tiznadas, pañuelos a manera de mascarilla y algunas palas al hombro. De inmediato acudí a comprar algunas frutas, manzanas, naranjas, plátanos, agua mineral y me acerqué a entregar esta pequeña ayuda solidaria. No quería subir a los cerros sin tener algo concretó para aportar. Así encontré una manera efectiva de apoyar y, mochila al hombro, junto con mi compañera, nos dirigimos diariamente con alimentos, frutas y bebidas, las que entregábamos en forma directa a las cuadrillas de voluntarias y voluntarios que trabajaban incansablemente, peleando contra las llamas en un primer momento, para después trabajar despejando los escombros y ayudando a limpiar todo el desastre que dejó este tremendo siniestro.

Más adelante, en la medida de nuestras fuerzas, empezamos a llegar con guantes y otros implementos para ayudar en todas las tareas que realizaban las porteñas y los porteños. Pude así participar solidariamente y  ver en “vivo y en directo” la materialización de la consigna “Solo el Pueblo ayuda al Pueblo”.

Ahora la historia vuelve a repetirse y la intencionalidad del incendio iniciado la tarde del 24 de diciembre ha quedado registrada en algunos videos realizados por los vecinos y vecinos, junto a los testimonios directos entregados por los propios pobladores. Ojalá que las policías sean tan eficaces en esclarecer esta situación, como la celeridad que han demostrado para reprimir al pueblo movilizado, y se pueda llegar a conocer quiénes están detrás de esto y con qué motivo lo realizan, porque las porteñas y porteños dejamos de lado impetuosamente la inocencia el 18 de octubre pasado y ya no creemos en simples casualidades.

Rápidamente se han organizado Centros de Acopio  y Albergues – populares, comunitarios, vecinales y municipales- y por ellos comienza nuevamente la solidaridad. Temprano esta mañana me dirigí a entregar algunos alimentos en el INSUCO (Instituto Superior de Comercio) y aproveché de hacer un pequeño recorrido en otros dos lugares del plan habilitados como centros de recolección. Primero me detuve en la esquina de calle Colón con Avenida Argentina, donde integrantes de la Brigada de Primeros Auxilios de Viña del Mar, esa que ha acompañado las distintas  movilizaciones realizadas en esa ciudad para asistir in situ a las personas heridas, ahora cumplía la tarea de recolectar  para una olla común que está emplazada en una sede vecinal del sector siniestrado. En el paradero de buses de la esquina, un muchacho con mascarilla y una pala, esperaba la micro para subir a  colaborar en la remoción de escombros.

Desde allí continué hasta la sede de la UPLA (Universidad de Playa Ancha) ubicada en calle Independencia, local que normalmente funciona como un centro de asistencia de primeros auxilios, contención sicológica, terapias complementarias, como un instrumento de autodefensa popular creado al calor de las movilizaciones. Ahora cumple además la función de Centro de Acopio. Allí conversé con un par de muchachas quienes expresaron lo siguiente:

“Nosotros somos centro de emergencia y catástrofe, aparte de funcionar con atenciones diarias de enfermería, kinesiología, sicología, derechos humanos en tiempos de marcha. Ahora estamos funcionando como Centro de Acopio de alimentos y útiles de aseo principalmente. También recibimos ropa interior nueva. Ahora estamos haciendo inventario, viendo cuántas cosas llegan, para hacer cajas de ayuda y desde mañana empiezan a llegar  más voluntarios que empiezan a subir a los cerros. Ahora ya hay cuadrillas arriba y ellos nos entregaran en la tarde un reporte para una mejor planificación del trabajo de mañana.”

 valp2

Desde Valparaíso me trasladé hasta la Plaza de la Dignidad de  Viña del Mar, en donde se estaba recolectando principalmente vestuario en ese momento, pero igualmente se recibía ayuda en alimentos y otros elementos de higiene y aseo personal.

A primera hora de la tarde, mochila al hombro cargada de jugos de frutas, partí hacia el cerro Rocuant para aportar con un grano de arena solidaria, entregando estas bebidas refrescantes  directamente a las y los voluntarios que trabajaban junto a los pobladores y pobladoras.

Pude constatar la gran cantidad de muchachas y muchachos que, con sus caras tiznadas, algunas con mascarillas, otros encapuchados – pero esta vez no estaban alzando su voz rebelde y libertaria en las movilizaciones, sino que en la primera línea de la solidaridad – cargando carretillas con sus palas, moviendo escombros o la labor que fuera necesaria realizar en esos momentos, trabajando codo a codo junto a las pobladoras y pobladores damnificados.

Notoria era también la presencia de hinchas de Santiago Wanderers, y no podía ser de otra manera ya que como se dice acá en el Puerto, Wanderers es Valparaíso, Wanderers es su gente.

Una vez más, los cerros ennegrecidos se convirtieron en un hormiguero luminoso de manos solidarias.

Un poco más abajo, a unas dos cuadras del lugar siniestrado, en la Escuela Eleuterio Ramírez, transformada en centro de atención sanitaria, centro de primeros auxilios y  centro de acopio, pude registrar el testimonio de una de sus profesoras, quien explicó en términos generales cuáles son los elementos de ayuda más necesarios en estos momentos, haciendo además un llamado a no decaer en la solidaridad, sino que por e l contrario incrementarla. Transcribo a continuación, parte de lo expresado por ella:

“Toda la ayuda que se pueda canalizar hacia acá es muy necesaria, porque son muchos los vecinos que quedaron solo con lo puesto. Yo quiero decirles a los porteños que no nos dejen solos, porque hoy es un día especial, ya que por ser 25 de diciembre tienen el corazón lleno de amor, pero este es un proceso es largo, no solo de hoy. Los porteños sabemos que esto no acaba rápido. Ahora se están removiendo los escombros, mañana habrá que continuar con la limpieza y después hay que reconstruir. Además estamos ad portas de un verano que está muy amenazante (…) Nosotros acá estamos recibiendo lo que la gente nos trae en forma directa: agua, alimentos no perecibles, artículos de aseo, y lo más importante, porque la gente se corta las manos con las latas, se hace heridas, es que entonces necesitamos artículos de primeros auxilios, guantes, mascarillas, porque el aire con el polvillo está muy pesado. También se necesita bloqueador, porque la gente trabaja a pleno sol.”

A unos trescientos metros la Escuela Eleuterio Ramírez, otro recinto escolar  estaba transformado en un Centro de Atención Veterinaria, en donde alumnos y profesionales de diferentes Universidades están atendiendo a un gran número de mascotas que han sufrido lesiones producto de este incendio.

Fue muy gratificante observar una vez más como los sectores populares, en el amplio sentido de la palabra pueblo, se han organizado de manera muy rápida, solidaria y eficaz al calor del trabajo en terreno, para reiterar en la práctica concreta que “solo el pueblo ayuda al pueblo”.

 

 

Roser Fort, Directora de Centro Arte Alameda, realizará punto de prensa tras grave incendio que afectó el centro cultural

Centro Arte Alameda sufrió un terrible atentado incendiario la tarde del viernes 27 de diciembre cerca de las 19:00 hrs. El centro cultural que lleva más de dos meses siendo sede del SAMU, recibiendo heridos y personas intoxicadas con los gases lacrimógenos producto del violento actuar de Carabineros en el marco del estallido social, fue completamente destruido por el fuego. Cuando comenzó el siniestro se estaban realizando funciones de cine, en ambas salas había público que gracias al rápido actuar del equipo de trabajo del espacio cultural fueron evacuados sin lamentar víctimas fatales.

Durante los meses que se ha colaborado con el rescate de personas, en varias oportunidades hubo amagos de incendio producto de las bombas lacrimógenas lanzadas por parte de Carabineros al techo del centro cultural. Los mismos trabajadores se encargaban de apagar estos focos, sin embargo, hoy no fue suficiente el esfuerzo resultando el espacio con pérdida total.

Este hecho enluta profundamente el mundo de la cultura y las artes, son cientos los artistas de todas las áreas que han desarrollado su carrera de la mano de este centro cultural. La pérdida de la infraestructura y equipo técnico es un golpe que no solo afecta a los más de 30 trabajadores, sino a todos quienes lo utilizan como plataforma de difusión para sus expresiones creativas.

La cultura no es el enemigo, la cultura aporta a la sociedad una perspectiva de reflexión sobre las diversas realidades en pos de mejorar y transformar esas mismas realidades. Durante 27 años eso es lo que Centro Arte Alameda ha aportado a Chile una visión abierta, comprensiva y empática donde todos los actores sociales son escuchados y tienen cabida.

Este sábado 28 de diciembre, Roser Fort, directora de Centro Arte Alameda realizará un punto de prensa a las 11:00 am en el frontis del centro cultural.

Además, comenzaremos de inmediato las labores de limpieza para evitar más focos de incendios.  Convocamos a quienes quieran colaborar a acercarse a Centro Arte Alameda desde las 10 am. Les solicitamos traer aserrín para secar el lugar, también palas de construcción, bolsas de basura grandes, guantes de trabajo y es muy importante que asistan con casco para evitar accidentes.

Desde ya agradecemos la preocupación y los cientos de mensajes de apoyo de toda la comunidad cultural y de nuestro fiel público que ha continuado, a pesar de las dificultades, asistiendo a las funciones de cine y eventos que se realizan cada día con la profunda convicción de que otro Chile es posible si nos mantenemos unidos y exigimos dignidad y justicia.