Authors Posts by elirreverente

elirreverente

521 POSTS 0 COMMENTS

La idea del progreso, del desarrollo, etc. no es más que una bonita historia sin fin contada por quienes la protagonizan, los poderosos, que se han apropiado y gozan de los recursos disponibles en nuestro planeta. Estos, ven engordar de manera absurda sus billeteras por medio de la destrucción de la vida y no pretenden el bienestar común sino el enriquecimiento propio a costa de la sobreexplotación, sin importar las consecuencias que pueda traer a futuro.

Una mirada hacia las culturas ancestrales de nuestro continente se hace necesaria hoy más que nunca. Variados son los ejemplos de luchas que han dado los pueblos originarios, habitantes del Abya Yala, por perpetuar su forma de vida equilibrada y respetuosa con la naturaleza y su entorno. La búsqueda del Buen Vivir, debe ser propuesta desde una posición armoniosa entre el hombre y la mujer nueva con el medio que los rodea. Por lo que es necesario proponer nuevas formas de producción, nuevas formas de vida y relación, para vivir y construir la sociedad que soñamos y necesitamos.

La búsqueda por mejores condiciones de vida, sin ser necesariamente monetarias o materiales, la viven hoy algunas comunidades que se enfrentan a las contradicciones que nos somete el empresariado y los Estados, para instalar su forma capitalista de ver y construir la vida. Estas comunidades, principalmente pueblos originarios, se ven enfrentados en el día a día con grandes empresas que requieren de la explotación y devastación del medio ambiente para incrementar sus utilidades.

Junto a los pueblos originarios, también son muchos y muchas las que hoy luchan por la vida, pero el capitalismo neoliberal no escatima en esfuerzo y usa todos sus recursos y artimañas para defenderse y perpetuarse, llegando a quitar la vida a algunos/as de estos luchadores y luchadoras. Por ejemplo, en Chile, el caso de Macarena Valdés, asesinada por luchar contra la instalación de una planta hidroeléctrica (de empresa trasnacional) que devastaría suelo mapuche; o la vida de tantos y tantas luchadores y luchadoras en América Latina como el caso de Berta Cáceres en Honduras, Waldomiro Costa Pereira, activista ambiental en Brasil, o la ambientalista Colombiana Yolanda Maturana.

También las comunidades urbanas que se van viendo enfrentadas a estas contradicciones del buen vivir que genera el capitalismo neoliberal, como es el caso de vecinos y vecinas de Colina, que hoy se organizan y luchan contra la instalación de una planta de tratamiento de aguas servidas que se pretende instalar en su entorno próximo, afectando su vida cotidiana con un alto nivel de contaminación y las posibles enfermedades que ello generaría.

Los recursos hídricos también se ven sumamente afectados por el afán destructivo capitalista, generándose hoy en el mundo una importante escasez de agua, que nos lleva a un futuro preocupante, puesto que se ven afectadas las posibilidades de vida y subsistencia de los seres que lo habitan. Al parecer, aún no hemos tomado el peso real de lo que significa, por lo que debemos reflexionar y dar una importante revisión a ello.

Si queremos subsistir como especie, debemos ser capaces de avanzar a un cambio cultural profundo que nos saque del centro nuestro individualismo y ponga el foco en los seres y el medio, o sea, para perpetuar la vida, debemos generar una lucha frontal contra el capitalismo.

El respeto por la naturaleza no es otra cosa que el respeto por la otredad.

En estos momentos el Sindicato de trabajadores de Fundación Coanil junto a Fenttas funan a la inspección del trabajo de Santiago Sur Oriente; ya que el organismo (por sexta vez) impide al Sindicato negociar colectivamente de manera reglada con su empleador.

Cabe destacar que es la propia Dirección del trabajo la que desde 2014 en adelante cambió su criterio para la aplicación del inciso 3 del art. 304 del código del trabajo, siendo más favorable para los sindicatos.

El referido artículo impide negociar colectivamente en empresas que obtengan más de un 50% de aportes directos del Estado, siempre y cuando estos aportes sean a título gratuito.

Coanil recibe fondos estatales , pero no a título gratuito, y es justamente eso lo que alega el Sindicato, exigiendo poder ejercer el derecho fundamental a Negociar Colectivamente.

Noticia en desarrollo…

Ariel Orellana Araya.

El gobierno de Piñera ha pasado a la ofensiva contra quienes luchan para subvertir el orden capitalista imperante, los anuncios hechos en la Araucanía, de hace un par de semanas por parte del ejecutivo, con el Ministerio del Interior a la cabeza, respecto de una reforma a la Ley Antiterrorista y la constitución de la mesa de trabajo por la seguridad pública son parte de las diversas gestiones que buscan prevenir y, por otro lado, contener el posible resurgimiento del pueblo en lucha y así frenar de forma estratégica un posible avance sostenido de la clase trabajadora en la lucha por conquistas históricas.

Desde la Araucanía, y no era para menos el lugar elegido por los asesores comunicacionales del gobierno de turno, se entregaron a la prensa los 11 cambios a la Ley Antiterrorista que plantea el gobierno de Chile Vamos, que claramente buscan anteponerse a futuros escenarios de lucha político social y de resistencia a la profundización de la mercantilización de los derechos populares y a la ofensiva capitalista.

Alguna de estas propuestas son generar una nueva definición penal de terrorismo, incorporar técnicas como agentes encubiertos, agentes reveladores, entregas vigiladas, interceptaciones de comunicaciones, sancionar la apología a las acciones terroristas, fortalecer las medidas de protección a la identidad y seguridad de los testigos, crear la figura del cooperador eficaz, restringir los beneficios a los condenados por Ley Antiterrorista, incorporar la figura del terrorismo cibernético,  que los delitos de terrorismo se pueden cometer, no solamente por grupos organizados, sino que también por “terroristas” individuales, fueron parte de los anuncios entregados.

Por otro lado Piñera ha dado claras señales de que la seguridad es parte de la agenda del actual Gobierno, y esto quedó demostrado nuevamente al presidir la mesa de trabajo por la seguridad pública que liderará el ministro del Interior Andrés Chadwick, la cual, de acuerdo al propio Gobierno: “tendrá la tarea de elaborar en un plazo de 90 días, propuestas en cuatro grandes temas: Modernización y fortalecimiento de las policías; sistema de inteligencia del Estado; Medidas de Fortalecimiento de Seguridad Pública y mejorar coordinación de las instituciones”. Lo que llamó la atención fue el marco de alianza amplio que congrego dicho espacio, lo que demuestra una vez más que la burguesía al ver amenazados sus intereses de clase no duda en actuar como partido del orden; desde el Frente Amplio a la Nueva Mayoría y Chile Vamos, fueron parte de esta puesta en escena. Como una sola clase salieron en defensa de sus intereses, cuadrados con el Gobierno, no solo para la foto, sino para en conjunto reprimir al pueblo en lucha.

Sin lugar a duda, el bloque en el poder tiene claro quiénes son sus enemigos de clase, y no ha perdido tiempo a la hora de articularse para enfrentarlo; la reforma a la Ley Antiterrorista y la construcción de la mesa por la seguridad pública son parte de los dispositivos que dispondrá el Gobierno para golpear a quienes luchan por sus derechos de forma radical, la clase trabajadora no debe esperar menos de ellos, cuando el caballo galopa, los perros defensores del capital comienzan a ladrar.

 

Por: Marcelo Arce Garín.

 La precarización del arte actual es variopinta y a veces extrema, una culpabilidad recíproca que se basa en la no valorización del trabajo y menos del arte como tal. El trueque de lecturas poéticas por cervezas heladas, apuntar al artista con muecas de desprecio y sospecha, entre otras tantos mañas adquiridas y consentidas por un sistema neoliberal competitivo que nos ofrece como única  solución y premio la carrera a los fondos de cultura. Sin embargo, el arte consciente tiene una larga data y múltiples creadores han contribuido a enriquecer el panorama y posicionarlo desde el oficio. Como muestra un botón:

Isidora Aguirre (1919-2011). Dramaturga. Estudió Trabajo Social y Dirección Cinematográfica, herramientas con las cuales formó muchas generaciones de grupos teatrales, no sólo como profesora, sino también como impulsora del desarrollo del oficio contribuyendo a un teatro más crítico y consciente.

La propuesta de Isidora unió lo popular junto a una profunda preocupación por los temas sociales. Las fuertes críticas a su actualidad y nuestro pasado histórico, marcaron la pauta creativa. Siguiendo la senda de Bertolt Brecht propone un trabajo agudo y comprometido, así coescribe junto al novelista Manuel Rojas Población Esperanza. Con espíritu inquieto fue además testigo de una época gloriosa del teatro universitario chileno, tiempo en el que investiga y crea trabajos como “Lautaro”, protagonizada por un joven Andrés Pérez, entre otras más de 30 obras estrenadas. Su obra masivamente conocida por “La Pérgola de las flores”, ícono de la cultura pop chilena logró instalarla en la escena teatral del país.

En el periodo 70-73, Isidora Aguirre ideó y presentó una forma teatral de pequeño formato que denominó T.E.P.A (Teatro Experimental, Popular, Aficionado) logrando un fuerte compromiso social/político con los marginados de la patria.

Una creadora esencial y silenciada por el oficialismo. Trabajo y oficio digno de revisitar y darlo a conocer a las nuevas generaciones.

Luis Cornejo (1924-1992). Escritor.  Ignorado por el círculo editorial de la época decide autoeditarse y autogestionar su trabajo, junto a su compañera, Amanda Bustamante, establecen su punto de operaciones y venta en la Plaza de Armas de Santiago. Así, y desde ahí, el año 1955 debuta con su libro “Barrio Bravo”, continúa con el libro “Los amantes de London Park”, “El último lunes”, “Show continuado” y “Tal vez mañana”.

Inquieto se desempeñó como camarógrafo, productor, director, libretista y actor.

Llegó a ser conocido como “el pelado del Mentholatum”, por su aparición en un aviso de ese producto. Incursionó en cine filmando el cortometraje Angelito y después como productor en El Chacal de Nahueltoro; fue libretista del programa radial “La Tercera Oreja” y de “Lo que cuenta el viento”. Fue camarógrafo del canal 9 de televisión (ahora canal 11). Con todo, siempre volvía al oficio de su padre baldosista, esa era la jugada, cuando no existía pega en el mundo cultural volvía a la construcción para parar la olla. Y escribir, siempre escribir.

Su obra está plagada de personajes opacos y marginales que recorren sus páginas, siendo reconocido como un gran exponente de la novela social chilena. Violaciones, alcoholismo, hambre, violencia y desamparo recorren la obra de Lucho, donde personajes como La cuatro dientes, El cuello de loza, El chicha fresca y El capote, entre otros son los protagonistas de sus relatos.

Un autor con el cuál conservamos una deuda enorme y nos tiende una mano para que descubramos su trabajo con esa humildad que destaca en los personajes populares.

Ardua tarea se nos viene en camino, más ahora que tenemos a la derecha en gran parte de nuestra América Morena. Afinemos el ojo crítico y cuidemos nuestros territorios para crear desde la transparencia y el amor, un arte consciente y trabajo consecuente.