Authors Posts by elirreverente

elirreverente

521 POSTS 0 COMMENTS

“El libro de la historia del Che
hijo de Augusto
hijo de Lautaro:

“lnche Lautaro
apubim ta pu huican”
(Yo soy Lautaro que acabó con los españoles)

casado con Guaconda
y hermano a su vez de Caupolicán (el flechador del cielo)
y de Colocolo
engendró a Oropello;
Oropello engendró a Lecolón,
y a sus hermanos;
Lecolón engendró a Cayeguano;
Cayeguano engendró a Talco ;
Talco engendró a Rengo;
Rengo engendró a Tupac-amaru;
Tupac-amaru engendró a Tupac-yupanqui;
Tupac-yupanqui engendró a Tucapel;
Tucapel engendró a Urraca de Panamá;
Urraca engendró a Diriangén de Nicaragua
y este se suicidó
en las faldas del volcán Casitas
para nunca ser capturado.
Diriangen engendró a Adiact
y este fue colgado
en un palo de tamarindo que está en Subtiava
Aquí murió el último jefe indio
y la gente de todas partes lo llega a ver como gran cosa
Adiact engendró a Xochitl Acatl (Flor de la caña)
Xochitl Acatl engendró a Guegue Miquistl (perro viejo),
Guegue Miquistl engendró a Lempira;
Lempira engendró a Tecun-Uman;
Tecun-Uman engendró a Moctezuma Iluitamina;
Moctezuma Iluicamina engendró a Moctezuma Zocoyotlzin;
Moctezuma Zocoyotlzin engendró a Cuauhtemoc;
Cuauhtemoc engendró a Cuauhtemotzin
y este fue ahorcado por los hombres de Cortes
y dijo:

“Así he sabido
lo que significa confiar
en vuestras falsas promesas
¡oh malinche! (Cortés)
yo supe desde ese momento
en que no me di muerte
por mi propia mano
cuando entrásteis a mi ciudad
de Tenochtitlán
que me tenías reservado ese destino”.

Cuauhtemotzin engendró a Quaupopoca;
Quaupopoca engendró a Tlacopán;
Tlacopán engendró a Huascar;
Huascar engendró a Jerónimo;
Jerónimo engendró a Pluma Gris;
Pluma Gris engendró a Caballo Loco;
Caballo Loco engendró a Toro Sentado;
Toro Sentado engendró a Bolivar;
Bolivar engendró a Sucre;
Sucre engendró a José de San Martín;
José de San Martín engendró a José Dolores Estrada;
José Dolores Estrada engendró a José Martí;
José Martí engendró a Joaquín Murrieta;
Joaquín Murrieta engendró a Javier Mina;
Javier Mina engendró a Emiliano Zapata;
Emiliano Zapata engendró a Guerrero;
Guerrero engendró a Ortiz;
Ortiz engendró a Sandino
Augusto César Sandino
hermano de Juan Gregorio Colindres

y de Miguel Angel Octez
y de Juan Umanzor
y de Francisco Estrada
y de Sócrates Sandino
y de Ramón Raudales
y de Rufo Marín

y cuando hablaba decía:

“Nuestra causa triunfará
porque es la causa de la justicia
porque es la causa del amor”

y otras veces decía:

“Yo me haré morir
con los pocos que me acompañan
porque es preferible
hacernos morir como rebeldes
y no vivir como esclavos”.

Sandino engendró a Bayo;
el esposo de Adelita
del cual nació el “CHE”
que se llama Ernesto..”

Por Leonel Rugama, poeta y guerrillero sandinista.

 

Fue en 1910 durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas, liderado por la importante dirigente revolucionaria Clara Zetkin, que se acordó que el 8 de Marzo sería la fecha para conmemorar las luchas de las mujeres trabajadoras. Hace más de un siglo que en este día millones de mujeres en el mundo recuerdan las importantes batallas de las mujeres en la historia de la humanidad y reanudan su compromiso contra todas las injusticias de las que aún son objeto.

Nuestro equipo del Irreverente entrevistó a tres mujeres dirigentes sindicales de diversas áreas productivas, para conocer su experiencia como líderes y visibilizar las cargas que aún pesan sobre estas mujeres, que cumplen una triple jornada de trabajo para alcanzar mejoras para sus compañeras y compañeros de labores.

 

_RLP0018Viviana Vergara es Tesorera del Sindicato Elías Lafeerte de RedBus (Transantiago)

EI: Viviana, ¿cuáles fueron tus motivaciones para incorporarte al Sindicato y asumir una dirigencia?

VV: Este es el primer Sindicato en que participo, entré por el abuso que hay del empleador hacia los trabajadores. En el área que nosotros trabajamos, el área de aseo del Transantiago, donde somos casi puras mujeres, estamos totalmente desprotegidas. No había alguien que nos defendiera, ni un respaldo, entonces se dio la ocasión de que yo participara en el Sindicato y decidí entrar por ese motivo, por la lucha y por la protección de nosotras las mujeres en el trabajo.

 

EI: ¿Los otros trabajadores/as han notado la diferencia entre el Sindicato de ustedes y los otros?

VV: Hemos tenido buena acogida, sobre todo en mi área, de personal de aseo, porque se sienten más protegidos, tienen la personalidad de hoy en día ir donde el jefe y decirle: “no jefe esto y esto otro”, porque saben que hay un respaldo detrás. Hay diferencia, porque hay Sindicatos amarillos, que la gran mayoría están inscritos desde antes, esos dirigentes nunca los van a ver, no están en terreno con ellos, nunca han ido a solucionar algún problema, absolutamente nada. De hecho ellos llegan solo a entregarte la caja de mercadería o una giftcard a fin de año. Sin embargo, nosotros sí estamos allí en terreno, trabajamos en el mismo lugar, si hay algún problema buscamos solucionarlo al tiro, entonces se ha notado la diferencia.

 

EI: ¿Cuál sería el mensaje a los otros trabajadores que están en los Sindicatos amarillos o para los que no están sindicalizados aún?

VV: Hoy día nosotros tenemos harta aceptación y tenemos gente de todos lados que se quiere inscribir con nosotros. Nosotros vamos despacito por las piedras, porque tampoco queremos inscribir y llenar un Sindicato de gente que al final no va hacer nada y solo se inscriben para que uno busque solución, nosotros queremos gente que participe con nosotros y que sea parte del Sindicato, que asista a las reuniones, a las asambleas, que cuando se hagan campañas y se hagan cosas para los demás compañeros estemos todos allí. Y si van estar allí, que estén dispuestos a que vamos hacer uno solo para la lucha.

 

EI: ¿Tú crees que la reforma laboral que viene ayuda en algo a los trabajadores?

VV: La verdad que no, yo creo que estamos desprotegidos/as totales. El gobierno quiere tener el control de todos los y las trabajadoras ¿y cómo te controla?, hace una reforma laboral en donde todos lo que ellos quieren tener controlado va a estar ahí. El sistema y la reforma en sí están creados para los empresarios y el gobierno, porque está claro que esta reforma les conviene a los intereses de ellos, y los trabajadores/as estamos completamente desprotegidos/as. De ahí viene la importancia de los Sindicatos hoy día, la única forma de luchar y de cambiar las cosas es sindicalizarse, que la gente crea en sus Sindicatos, pero no sólo que crea sino que trabaje en conjunto.

 

EI: ¿Cómo ha sido la experiencia sindical en estos meses en relación a la innegable carga que aún tiene la mujer en la casa? ¿Cómo ha sido el apoyo en la familia?

VV: En estos tres meses, en relación a mi casa, mis hijos, ha sido un poco difícil en algunos minutos, pero ellos me apoyan, desde muy chicos me han visto en todas las funciones de colegio, participo en el centro de padres del colegio de mis hijos, voy a sus reuniones, presidente en sus cursos, entonces siempre he estado conectada con el tema, como dijo mi hijo: “donde hay mocha, está mi mamá!”, entonces, ellos saben que para mí es un paso más de lo que me gusta hacer. Las cosas se pueden hacer, si hay organización, se logra.

 

Yanet Mayorga es Presidenta del Sindicato Nº1 Empresa Ausenco ChileIMG_7850

EI: Yanet coméntanos, ¿Desde cuándo y cómo empieza tu relación con la lucha Social y Sindical?

YM: Desde chica tengo una postura súper feminista aunque en un comienzo sin haber tenido la teoría, sino que era ir contra lo establecido de puro rebeldía. Partí tocando música cuando tenía como 11 años y participando en grupos de teatro en la población Villa O’Higgins donde mi padre era dirigente en la toma. Esto abre un campo distinto de lo que tú quieres hacer y lo que la sociedad te establece para hacer, entonces tenía el ejemplo de mi padre y madre.

 

Esta es la primera vez que yo soy Dirigenta Sindical, pero he participado en otras instancias políticas desde siempre. En esta empresa habíamos intentado crear el Sindicato tres veces antes, pero no se pudo porque la información se filtró, hubo despidos y pararon el proceso, al tercer intento pudimos formar el Sindicato. Han intentado disolvernos con resquicios legales dos veces, pero hemos salido de todas las trabas que nos han puesto. En casi ocho meses de existencia, hemos subido de 11 personas a más de 40, y estamos en un proceso de crecimiento y fortalecimiento continuo, principalmente poniendo énfasis en el trabajo de las bases en las asambleas. En el Sindicato las relaciones son totalmente horizontales, con trabajo colectivo sobre todas las cosas, donde todas las decisiones del Sindicato se toman en las asambleas, desde lo más simple a lo más complejo, y hay mucha participación.

 

EI: Según tu apreciación, ¿Cuáles son las mayores dificultades para que las mujeres puedan entrar en el tema sindical?

YM: Me parece que aún hay temores con los procesos propios de las mujeres al interior de las empresas, es súper complicado en una empresa tener “el útero activo”, los temas de embarazo, de pre y post natal, los temas de sala cuna, entre otras cosas, son un tema al interior de las empresas. Nosotros tenemos compañeras que han tenido problemas con la empresa por esos temas y si a eso le sumas la sindicalización, es un tema extra de temor para una mujer. Nos pasó con una compañera que estaba embarazada y quería sindicalizarse, pero tenía temor de tener estas dos condiciones, al final igual se incorporó.

 

EI: ¿Cómo evalúas la reforma laboral?

YM: La reforma es nefasta, hay sólo algunas cosas que son buenas como que se incorporaron temas como los permisos para las familias monoparentales, pero nada más, el resto es nefasto, ha sido un retroceso en casi todos los ámbitos: como el aumento del número de personas para sindicalizarse y el tema del reemplazo en huelga, entre muchos otros.

 

EI: ¿Qué piensas de este modelo que tenemos en Chile? ¿Crees que hay opresión hacia la mujer en este sistema?

YM: El sistema capitalista es patriarcal, y desde ese punto de vista, si uno no incorpora eso en la lucha cotidiana, en lo sindical, en lo cotidiano incluso, si no incorpora el ir educando e ir despojándose de los patrones cultural machistas es difícil construir una sociedad diferente. El capitalismo y el patriarcado excluyen a la mujer.

La conquista de derechos ha sido un largo camino para la mujer y queda mucho por hacer, porque aunque existen estas políticas de no discriminación o paridad, no significa que haya un cambio sustancial en como vemos a la mujer. Hay cosas que parecen naturales pero no lo son. Nos falta como sociedad harto camino por recorrer, incluso la izquierda es mucho mas machista de lo que uno pensaría.

 

 

unspecifiedEvelyn Andrade, Presidenta del Sindicato Nacional de la Fundación Educacional COANIL 

EI: Evelyn, ¿Cuáles fueron las motivaciones y problemáticas para constituir un Sindicato?

EA: Esto partió en octubre del 2014 y fue producto de las necesidades de los trabajadores. Hay mucha desigualdad en los sueldos y malas condiciones laborales.

 

EI: La mayoría de los trabajadores de la Corporación son mujeres. ¿Han sentido maltrato por el hecho de ser mujeres? ¿Cuál ha sido la actitud de gerencia hacia las dirigentas?

EA: En la Fundación trabajamos alrededor de 606 personas entre docentes y asistentes de la educación. Entre el 70% y el 80% somos mujeres y hasta el momento en que se formó el sindicato, nunca habíamos tenido voz. Estamos pasando por un proceso de demanda de desafuero sindical en la Corte Suprema. Muchas veces hemos llegado al gerente de Recursos Humanos y él literalmente nos ha mandado a cambiar pañales y a lavar ollas. Usando las expresiones “cállate, tú no sabes nada”, “ustedes no estuvieron aquí” “no conocen la historia de la Fundación”, no tienen derecho a opinar” etc.

 

EI: ¿Cómo estos malos tratos y malas condiciones laborales afectan el desempeño de los trabajadores en el trabajo con los niños?

EA: Afecta mucho, te metes a una página institucional de la Fundacional COANIL y te pintan una maravilla, es un lavado sentimental de cerebro y la comunidad lo compra como una gran institución de ayuda y no lo es, reciben dineros de políticas públicas que no llegan a los establecimientos ni a las residencias. Eso afecta directamente a los niños. Se imparten talleres que no están implementados eficientemente. Tampoco existe una inserción real de los alumnos con discapacidad intelectual dentro de las empresas y la Fundación no se está preocupando de eso. Está poniendo la carita feliz de la empresa inclusiva, pero no nos estamos cerciorando de que eso sea realidad.

 

EI: ¿Qué pueden aportar las mujeres dirigentas al movimiento sindical en general y al movimiento del área social en particular?

EA: Este proceso ha sido difícil. Las dirigentas encargadas tanto de las residencias, como de los establecimientos educacionales somos todas mujeres. Socialmente hemos sido opacadas y ahora estamos poniéndonos a la par. Para nosotras es un rol súper importante, la mujer que es dirigente sindical también es trabajadora, es madre, hacemos el tercer turno. Y puntualmente acá va el rol maternal. Nosotros vemos a los niños todos los días, trabajamos directamente con ellos, son como nuestros hijos y cuando vemos malas prácticas con nuestros niños en los colegios o en los liceos, nosotros como padres somos los primeros en sacar la voz para que se nos escuche y se respete a nuestros hijos. Y estamos atados de manos al ver una Fundación que está vulnerando no solamente a los trabajadores, sino que también a los niños.

 

EI: ¿Cuáles son los desafíos que se han planteado en el corto plazo para revertir estas condiciones que hoy afectan a las trabajadoras que están dentro de su Sindicato?

EA: Durante el 2015 hicimos una negociación colectiva bastante amplia. Cuando comenzamos con el proyecto de negociación partimos 30 trabajadores y llegamos a cubrir 250, en mayor parte, mujeres y nos empezamos a dar cuenta que el derecho a la maternidad y la sala cuna eran vulnerados, las compañeras empezaron a abrir los ojos y darse cuenta que había una organización sindical que sí estaba pendiente de lo que a ellas les preocupaba. Empezó a haber un mayor flujo de comunicación entre los trabajadores y el sindicato. Este año partimos como un Sindicato Nacional y vamos a partir con talleres de formación en todos los establecimientos que estén adheridos a la negociación colectiva y también a los que se les hicieron extensivos los beneficios. Estamos en la para’ de informar a los trabajadores, de formar nuevos líderes, de que se empoderen los trabajadores para así hacer valer todos sus derechos.

El dirigente, Nelson García de 35 años, fue asesinado este martes en el contexto de un desalojo realizado por la Policía Militar en la comunidad Río Chiquito en el departamento de Cortés. El desalojo de la tierra ocupada por 150 familias campesinas se hizo de forma violenta según el COPINH.

García era miembro del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y era compañero de la Berta Cáceres, dirigenta indígena quien fue asesinada hace 2 semanas.

Según fuentes policiales, cuando García salía de su casa se le acercaron dos sujetos desconocidos y le dispararon cuatro veces en el rostro, causándole la muerte.

Organizaciones de Derechos Humanos le exigen al Estado hondureño protección para los miembros del COPINH.

Cdn43IjWAAEi5f_

La desastrosa administración del gobierno de Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría, se ha caracterizado por su altísima desaprobación en el conjunto de la ciudadanía, empinando un 70% de rechazo, igualando su registro histórico más bajo en septiembre del 2015. Esto se debe a los casos de corrupción que han vinculado a la clase política y a las instituciones; desde los sectores progresistas, la Nueva Mayoría y lo que ya es cotidiano: la derecha y la generalidad de su coalición. El incumplimiento de su programa de gobierno y de sus reformas es reflejo de la improvisación, la escasa seriedad y el fracaso de los partidos políticos y del funcionamiento de la institucionalidad. La semana pasada estuvo muy en boca una de las aristas de la reforma educacional, que es un retrato de lo anteriormente mencionado: La falsa Ley de Inclusión.

El pasado martes 1 de marzo los establecimientos educativos secundarios a lo largo del país comenzarían a implementar la Ley de Inclusión; una aguja en un pajar de reformas prometidas y que, a sólo dos años de la finalización del mandato de la presidenta, no han sido realizadas. Al ingresar a clases, nos encontramos con falta de información respecto a la legislación al interior de las comunidades educativas, esto se debe principalmente a que, en primer lugar, las municipalidades y sostenedores de los establecimientos fueran incapaces de comunicar y notificar al conjunto de las comunidades lo que compete en la Ley de Inclusión; y a la inexistente claridad del gobierno en torno a sus políticas educativas que se refleja en esta imaginaria inclusión escolar. Sumado a lo primeramente señalado, hoy en día lo que está generando efervescencia al interior de los colegios y liceos del país es la prohibición de marginar a un estudiante de clases por la utilización de artefactos y/o el no uso del uniforme escolar que vulnere la presentación personal del alumno, estipulada por el reglamento interno del establecimiento. Respecto a esto, han salido diferentes interpretaciones particulares, pero lo que ocurre realmente es que en ningún postulado de la ilusoria ley se menciona la no sanción de los reglamentos internos y los manuales de convivencia a los estudiantes que vulneren la presentación personal. Dando la posibilidad de que éstos puedan ser castigados, suspendidos, e incluso expulsados de sus colegios y liceos. Dicha arista es sólo uno de los tantos problemas secundarios que posee la legislación, debido a que permanece la posibilidad de discriminar negativamente a nuestros compañeros. Pero el problema central corresponde a que dichas políticas educativas no fueron trabajadas resolutivamente con las comunidades escolares, vislumbrándose en que las autoridades, ya sean las municipalidades, sostenedores y los equipos directivos de los colegios y liceos, no están interesados en construir con los estamentos de las comunidades manuales de convivencia y reglamentos internos que generen democratización interna y una inclusión escolar efectiva que sea favorable para los estudiantes.

Desde el movimiento social hemos podido evidenciar la nula correlación entre la Ley de Inclusión y los reglamentos internos, lo que se traduce en que estos sean completamente excluyentes entre uno y otro. Debiéndose a que el gobierno y los gestores de la legislación no fueron capaces siquiera de consultar a las comunidades educativas de las realidades que evidencian cotidianamente. Nuevamente, los que volvieron a decidir a espaldas de los actores de la educación, son aquellos partidos políticos e instituciones que no tienen capacidad, la moral ni la legitimidad de la ciudadanía, para resolver las problemáticas del pueblo por estar envueltos en marejadas de casos de corrupción de las cuales no les será fácil salir por privilegiar la profundización del modelo actual antes que resolver las molestias de la sociedad en su conjunto.

Por otro lado, la Ley de Inclusión tampoco le viene a dar solución a una problemática que ha sido planteada por el movimiento social hace ya algunos años: el fin del sexismo en la educación en Chile. Hoy en día seguimos con reglamentos internos que normalizan conductas y presentaciones personales, tanto para hombres y mujeres; como por ejemplo el uso de pendientes, el uniforme, el pelo, entre otros. Aquello se refleja notoriamente a nivel nacional, pero sobretodo en los liceos de hombres y en los de mujeres. En los cuales las minorías sexuales no son incluidas positivamente a la interna de las comunidades.

Hay otro factor a considerar que es sumamente importante que corresponde a que la engañosa Ley de Inclusión. Comunicacionalmente sólo ha abarcado la temática de la presentación personal de los establecimientos educativos secundarios; posibilitando que otros aspectos estén siendo marginados. Como por ejemplo el fin al copago, que actualmente se estaría planteando a un largo plazo mediante el sistema de subvenciones por parte del Estado, a pesar de que el gobierno de la Nueva Mayoría haya bajado en un 1% el aporte fiscal. Por lo tanto, existe una disminución en la destinación de recursos a la educación, siendo que la clase política no ha cumplido con el pueblo en su conjunto en términos de propuesta educativa. Otro elemento a considerar, es que los políticos perpetúen el fomento del lucro en la educación por medio del aumento del aporte financiero a los sostenedores de los colegios y los liceos que, en teoría, debiesen ir destinados para un mejor desarrollo del proceso educativo, siendo que a la sociedad ya le ha quedado claro que esto no se realiza de forma efectiva.

Actualmente la falta de claridad respecto a la implementación de la Ley de Inclusión por parte de la clase política, de las municipalidades y los sostenedores de los colegios y liceos, la inexistente correlación entre los manuales de convivencia y los reglamentos internos de las comunidades educativas con la legislación de inclusión escolar y la falsa solución a temáticas de la educación que el movimiento social ha planteado desde la calle, son un espejo de la improvisada administración del gobierno y de la institucionalidad política. Son incapaces de darle solución a las problemáticas de la sociedad y del movimiento social, manifestándose en la falsa gratuidad universal a fines del 2015, en la reforma universitaria, en el difuso proyecto de desmunicipalización que aún no presenta la Nueva Mayoría y en la actual Ley de Inclusión. Al menos para el movimiento social la situación está clara: Si el gobierno es incapaz de encender las luces del escenario en un corto plazo, que no quepa la menor duda de que no vacilaremos en volver a las calles por una educación gratuita, estatal, inclusiva y controlada por las comunidades. Somos nosotros los que conocemos nuestra realidad y seremos capaces de darle solución a las problemáticas al interior de nuestros espacios naturales. Ahora es cuando ya no tenemos nada más que perder por la organización y creación de los cambios que necesitamos.

 

Por Carlos Noveroy, Presidente del Centro de Alumnos Liceo Lastarria.

Ya desde el 2006 el Comandante Hugo Chávez Frías manifestaba su preocupación por la dependencia de la renta petrolera en Venezuela, mal que aqueja a la mayoría de países de América Latina y el Caribe por los modelos económicos dependientes que cultivan desde la conformación de sus Estados, y que hoy se ve reflejado en el déficit fiscal producto de la baja de precios de materias primas como el cobre y el petróleo. En el caso de Venezuela, el precio del barril de petróleo bajo de US$116 (peak en 2008) a US$24 el barril durante este año. Esto supuso un importante déficit para el Gobierno Bolivariano, y una complicación táctica al momento de enfrentar la guerra económica que la derecha, el empresariado y EEUU mantienen hacia Venezuela, al depender en su mayoría de la renta petrolera para importar alimentos y productos de primera necesidad.

(Ver articulo “Trabajadores de Empresas Polar denuncian a empresario Lorenzo Mendoza como responsable de guerra económica en Venezuela)

Esto ha representado una oportunidad, en cuanto al desarrollo de las Comunas y sus consejos comunales, desde el punto de vista productivo, instalando el debate sobre el modelo de producción, la soberanía alimentaria y el socialismo comunal, y “cómo” implementarlos bajo las lógicas de solidaridad, cooperación y propiedad comunitaria para hacer frente al desabastecimiento y el boicot económico.

(Puedes revisar también “Red de abastecimiento comunal El Panal: resistiendo a la guerra económica desde la organización popular)

Estado Comunal; Comunas y consejos comunales

“El socialismo no puede ser decretado desde arriba”, bien lo saben los intelectuales, líderes e ideólogos socialistas, bien lo sabía Hugo Chávez, y lo declaró en diversas entrevistas, discursos y en especial en los hilarantes “Aló Presidente”, razón por la que instaba al pueblo a construirlo. “O inventamos o erramos” citaba al pedagogo Simón Rodríguez, esperando que en el proceso fuera desarrollándose la experiencia que le diera cuerpo, sangre y alma popular al proyecto socialista bolivariano.

Durante el 2006, cuando Chávez declaraba el carácter Socialista de la Revolución, comenzó a proponer a las organizaciones populares mediante asambleas territoriales organizar la forma para construir y avanzar hacia el Socialismo con el horizonte de consolidar formas de autogobierno territorial para el ejercicio del poder popular.

Es a partir de este proceso que nacen las Leyes del Poder Popular el año 2009, con el ánimo de consolidar el proceso de articulación y construcción del poder popular que se dio durante esos años; generando una estructura comunal para que el pueblo participe de manera protagónica y soberana en los gobiernos descentralizados; aportando al desarrollo socio-productivo según la realidad de cada territorio; contando con unidades financieras y administrativas para la ejecución, inversión, crédito y ahorro de los fondos y recursos a los que accedan los consejos comunales; y dando cabida a una nueva concepción socialista, considerando a un sujeto social emancipado, colectivo, que coopera, que es solidario dentro de una lógica democrática, dirigiendo su interés hacia el logro de la suprema felicidad social. (Ver Leyes del Poder Popular, República Bolivariana de Venezuela)

Después de 10 años, las Comunas han proliferado en diversos Estados del país Bolivariano, con aciertos y desaciertos, con propuestas organizativas y productivas, según la realidad de cada territorio; empresas con control obrero, bases agrícolas, producción ganadera, redes de abastecimiento, redes de pequeños y medianos productores, propuestas anti-patriarcales, autogobiernos, etc. Aún con un desarrollo disímil y heterogéneo, pero con un desarrollo de poder paralelo al del Estado, la tensión latente con alcaldías, gobernaciones, guardia nacional u otros organismos del Estado, ha comenzado a evidenciar las contradicciones en el seno del mismo, como poder instituido, visibilizando a aliados y detractores de la propuesta final de Chávez con el pueblo: “Comuna o nada”.

(Puedes revisar también A 3 años de su partida: Chávez y la Revolución traicionada”)

Una experiencia que se ha podido observar en varias comunidades del país, en especial las de carácter rural, es la del desarrollo agroalimentario. Un ejemplo de ello, es la del Consejo Comunal La Pica –ubicada en la Parroquia Independencia, en el Municipio Libertador del Estado de Carabobo-, que el 2015, luego de 2 años de trabajo, pudo poner en marcha su propia Base Agrícola.

La Base Agrícola NegroCameo

La Base Agrícola Negrocameo –llamada así en honor a un soldado del Ejercito Libertador de Simón Bolívar- se conforma como una Unidad Socioproductiva dentro del Consejo Comunal; está construida sobre un terreno de propiedad Estatal recuperado por el Consejo Comunal, posee un espacio de cultivo de 40 m2, y ha sido financiada por organismos del Estado como CIARA (Fundación de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agrícola) y FONDAS (Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista). Al momento ha producido 50 kl de cebollín, 50 kl de aliño verde, 220 kl de pepino y 250 kl de tomate, en dos ciclos estacionales, logrando proveer de alimentos a precio justo a las comunidades y familias que componen el Consejo. Actualmente, se encuentran en producción de Ají, Pimentón, Lechosa y Mango.

Además, Ismael Ortega, campesino a cargo del proyecto, ha planteado que la producción utilicé insecticidas naturales –excluyendo así, el uso de agro tóxicos-, y ha implementado un tanque artesanal para riego con gravedad, prescindiendo a la vez de energía eléctrica,

El objetivo de esta Unidad Socio-productiva es abastecer a la Comunidad parte del Consejo Comunal y contribuir a combatir el desabastecimiento de alimentos. Lo que en un inicio fue la propuesta de un grupo de familias campesinas comenzó a involucrar progresivamente a la comunidad, que según Ismael, cada vez más la sienten de su propiedad; defendiéndola colectivamente y aportando en el proceso de producción.

IMG-20160314-WA0005