Authors Posts by elirreverente

elirreverente

468 POSTS 0 COMMENTS

Somos trabajadores de la Sociedad Concesionaria Autopista Central S.A agrupados en el Sindicato De Empresa Sociedad Concesionaria Autopista Central.
· El Sindicato presentó un proyecto de contrato colectivo a la empresa Autopista Central S.A. el 21 de octubre 2015.

· La última oferta de la empresa fue rechazada por un 94% de los socios de un total de 134.

· La huelga se hace efectiva hoy jueves 03 de diciembre de 2015.

Hoy en nuestra empresa, estamos frente a situaciones de inequidad y poca transparencia, su sistema de reajuste salarial basado en la meritocracia no nos satisface como trabajadores, por una razón muy simple: un porcentaje alto de nuestros socios nunca ha recibido un reajuste de sueldo por este sistema, por lo tanto, no cumple nuestras expectativas. Lo anterior a pesar de que la compañía reajusta el valor de sus cobros todos los años. Las fortalezas de Autopista Central se sustentan en las características propias de la concesión, el flujo vehicular ha sido consistente, creciente y el tráfico muestra un historial de larga data, se reconoce que el uso de la carretera se ve favorecido por ser parte de la Ruta 5, la que conecta el Norte y Sur del país, por lo tanto el negocio no está en riesgo, producto de la importancia geopolítica de la vía.
Es la intención de este sindicato tener condiciones a la altura de los recursos que Autopista Central posee. Queremos un reajuste fijo anual para todo trabajador de la empresa, aumentar los pocos beneficios ganados por este sindicato hace 3 años. Lo anterior será un reconocimiento de Autopista Central a sus trabajadores, nosotros en cambio nos comprometemos a seguir entregando lo mejor de nuestro trabajo y que esto se refleje en la calidad del servicio que entregamos a nuestro clientes, acompañaremos a nuestra Empresa hacia la Responsabilidad Social Empresarial, pero entendemos que esto debe empezar al interior de la compañía, lo cual hasta el momento no sucede. Queremos creer que para Autopista Central sus trabajadores no son solo números, sino colaboradores y verdaderos responsables del correcto funcionamiento de la Empresa.
Por esto, y luego de agotar todas las instancias de diálogo con la mesa negociadora de Autopista Central, llegamos a hacer efectiva la huelga a partir del 03 de Diciembre, cuestión no menos grave ya que la mayoría de nuestros socios son personal calificado para las operaciones y procesos de Autopista Central, lo que traerá como consecuencia un mal servicio a nuestros clientes, lo que lamentamos enormemente, pero tenemos la firme convicción de que luchamos por lo justo ni más ni menos.
La Directiva.

20151203_130439 20151203_130651 20151203_130342

Por: Equipo Irreverente

El pasado 30 de noviembre el Sindicato de trabajadores y trabajadoras del Centro Juvenil El Puerto logra la firma de su primer contrato colectivo, el primero para los trabajadores del área social subcontratados en la región.

Después de tres meses de negociación entre las comisiones negociadoras, el pasado 30 de noviembre en los buenos oficios se logra concretar la firma del primer contrato colectivo firmado en la historia del Centro Juvenil El Puerto.

La segunda reunión de mediación comenzó a las 10:00 am, representantes de sindicatos y organizaciones de trabajadores esperaban a la comisión negociadora del Centro Juvenil El Puerto para manifestar su solidaridad y dejar en claro que en este proceso no se encuentran solos. Representantes de los sindicatos del Retail Easy, Universidad Andrés Bello, Farmacias Cruz Verde, de trabajadores de la Corporación SEDEJ y la Coordinadora Interregional del Área Social (CITAS) se hicieron presentes en la jornada.

Después de casi 4 horas de conversaciones interrumpidas por la incomodidad que la jerarquía del Centro de Mediación y Conciliación manifestó por el apoyo de los sindicatos y organizaciones de trabajadores, los dirigentes sindicales bajan para informar que ya tienen en sus manos la firma del primer contrato colectivo de su sindicato y con esto el precedente histórico para los trabajadores subcontratados del área social en la región de Valparaíso.

Los dirigentes plasman de esta manera sus impresiones al termino del proceso: Marjorie Herrera, “Fue alentador el apoyo de los trabajadores que también están en la lucha…me sentí emocionada”, por su lado Daniela Arancibia lo explica del siguiente modo, “Fue fortalecedor sentir la solidaridad de clase trabajadora del área social y de otros sectores”, Francisco Gorziglia…. “ Es bueno saber que siendo un sindicato tan pequeño, logramos incidir en las condiciones laborales de nuestro trabajo con la firma de este contrato colectivo… si nosotros pudimos es una seña para otros trabajadores que se puede” concluye.

 12314746_10207520287060514_814244518_o (2) 12314773_10207520301940886_1908743370_o (2) 12315314_10207520301780882_54451689_o (2) 12318088_10207520302660904_1675765839_o (2) 12333792_10207520299900835_854819209_o (2) 12342920_10207520290580602_575263129_o (2)

La educación técnica en nuestro país, a nivel discursivo, es considerada una herramienta que nos dota de conocimientos para desenvolvernos en el mercado laboral, y contribuir al desarrollo del país, cuya oferta educativa, depende directamente de las necesidades de dicho mercado. Al menos en cuanto a carácter social contenido en el discurso de los gobiernos de la Concertación y la derecha, también se menciona que es una indispensable oportunidad para los sectores más desposeídos, de superarse y ascender en términos socioeconómicos.

En las últimas décadas, este sector educativo que representa a la mayoría de instituciones de educación superior (en cuanto a que la mayoría son CFT e IP), ha aumentado considerablemente su matrícula, llegando a concentrar más del 40% del ingreso total de estudiantes de pregrado en nuestro país. Junto con esto, es importante mencionar también, que de dicho porcentaje, más del 64% de estudiantes pertenecen a los sectores de menor ingreso (quintil 1 y 2). (1)

Desde la perspectiva de egresos, las cifras se contraponen y vuelven realmente preocupante la realidad de este sector educativo. Se puede demostrar, que apenas un 20% de egresados que logran titularse trabajan en su correspondiente rubro de forma estable, cumpliendo con el objetivo de movilidad social y contribución al desarrollo. De todas formas, ¿Qué pasa con el 80% restante? Pues esta contradicción objetiva en el sistema de educación técnica no puede sino fundamentarse en el desenfrenado ahorro económico-educativo para la formación de profesionales en masa, a los cuales no se les garantiza un futuro laboral y económico digno, estable, ni pertinente. Neoliberal en definitiva (Educación de mercado en su máxima expresión).

El movimiento estudiantil, en su lucha histórica por desmercantilizar la educación y ponerla al servicio del pueblo, debe estar blindado de claridades y propuestas, que permitan a todas las comunidades educativas, avanzar y articularse en la definición colectiva y estratégica de la finalidad educativa de este sector en particular y el rol  que debemos cumplir sus distintos actores en el contexto histórico de transformación social que atraviesa nuestro país, no sólo considerando experiencias pasadas, sno también aprendiendo lecciones de ellas.

En este sentido, primero que todo, se debe tener claridad de que los esfuerzos colectivos, deben superar la tarea de “mejorar la Educación Técnica Profesional” y discutir en términos de transformar las actuales lógicas que la sustentan; críticos en cuanto las relaciones que existen entre la demanda/necesidad productiva de los territorios nacionales (en sentido contrario a la necesidad del “mercado”),  los programas educativos necesarios y los perfiles de egreso de los profesionales en formación, y así entre todos y todas posicionar alternativas. Así como también, el sistema de articulación entre enseñanza media y superior de la ETP. Todo en un marco de entendimiento y acceso a la educación, como derecho social fundamental garantizado por el estado.

Los estudiantes técnicos de Chile tenemos la tarea de organizarnos y hacernos cargos de nuestra formación, somos obreros profesionales, pero obreros al fin y al cabo, y no podemos negar que este sector educativo tiene una causa de clase; formar a los futuros trabajadores del país.

Abrir las discusiones en nuestros espacios es indispensable, es necesario encauzar, darle forma y fondo a la materia propia de nuestras disciplinas, y así aportar en forma concreta al proceso de transformar nuestro desarrollo productivo, social y cultural en nuestros territorios, en vínculo directo con la comunidad, a través de la organización y en clave popular.

 

Por Diego Candia y Felipe Rojas, estudiantes técnicos UTFSM

 

____________________________________________

(1) [Estudio periodístico CIPER] http://ciperchile.cl/2013/10/15/las-demoledoras-cifras-de-la-educacion-tecnico-profesional-en-chile/

 

(Militares ocupando casas de campesinos en flagrante violación de los DDHH. Foto de Marcha Patriótica)

Lastimosamente en Colombia la realidad ha eclipsado las buenas noticias que salen de la mesa de la Habana y auguran la paz prontamente. Por un lado la insurgencia habla y propone cambios políticos estructurales, por el otro el gobierno de Juan Manuel Santos apresura -como ha sido costumbre durante los tres años que lleva la mesa de diálogos- por resultados que comprometan la rendición de las FARC, porque ese es el horizonte de paz que la oligarquía colombiana, los sectores militaristas y las burguesías nacional y extranjera esperan para perpetrar los beneficios alcanzados hasta el momento por un modelo económico a base del despojo y la violencia contra los sectores populares de la población colombiana.

En ese sentido los sectores en el poder han tenido una particular forma de asegurar y aumentar sus privilegios, la utilización de la violencia y la negación de un conflicto armado de raíces políticas y sociales que se ha prolongado por más de 60 años. En ese periodo de tiempo se ha configurado un nuevo modelo de acumulación originaria relacionada con el conflicto, esto es, la utilización del conflicto en tanto los hechos de violencia en el campo someten a la población rural a desplazarse forzadamente para preservar su vida. Dentro de esos hechos de violencia se encuentra la macabra utilización de los grupos paramilitares, que accionan de la forma más escabrosa, generando masacres para despojar de sus tierras a la población civil bajo el supuesto de “quitar el agua para ahogar el pez”, es decir, aniquilar la base social que por las mismas razones de violencia alimenta el grueso de las insurgencias, mientras tanto, la doctrina de seguridad democrática hace lo suyo con un tratamiento contrainsurgente hacia la población civil, dejando así un saldo de 6 millones de desplazados internos[i].

En un escenario como el conflicto colombiano, la guerra irregular de guerrillas y las características propias de la geografía y del pueblo colombiano han permitido la existencia de la insurgencia a pesar de la clara asimetría de poder militar existente, el cual coexiste con un anhelo de paz en el conjunto del pueblo -incluyendo las insurgencias-, es por eso que han existido diferentes procesos de paz con las diferentes guerrillas que han existido en el país a lo largo del conflicto[ii] y con el cual el bloque en el poder ha jugado para hacer su política solapada.

Hoy el anhelo de paz con justicia social sigue vivo. Hoy, a tres años de una mesa de diálogos con las FARC y las noticias de hacer pública la mesa entre el gobierno y el ELN aumentan esa llama de esperanza. Pero como decimos al comienzo de este escrito, la realidad ha eclipsado ese anhelo, el gobierno sigue negando la existencia de los más de 9.500 prisioneros y prisioneras políticas en el país, en un sistema carcelario que se presenta primero como el sistema punitivo/judicial y por otro lado un negocio más donde invertir y en el que ganan los privados, donde no importan los derechos humanos, por eso en el último mes se han realizado jornadas de protesta carcelaria por parte de los 1500 prisioneros de guerra de las FARC para denunciar las infrahumanas condiciones de hacinamiento (en algunas cárceles alcanza el 300%) y de salud dentro del sistema penitenciario colombiano[iii]. Por otro lado se mantienen acciones militares que ponen en grave riesgo a las comunidades campesinas, indígenas y afro-descendientes poniendo en innumerables ocasiones en la cuerda floja los diferentes ceses unilaterales al fuego decretados por las FARC, en especial el último, decretado desde el 20 de julio.

Acciones que entre otras[iv] derivan en casos como los de la semanas pasadas, que dejaron tres campesinos asesinados por el paramilitarismo en el Chocó, uno en la vereda Titiza, dos más en la vía de Tanela a Unguía[v], también está el caso de un joven de 20 años muerto y seis campesinos más heridos en Argelia, Cauca, producto de operaciones militares de erradicación de cultivos ilícitos en la zona[vi], aun cuando ya se han hecho avances en el tema de la erradicación de los cultivos ilícitos en la mesa de la Habana. También está el caso de Daniel Abril, lider campesino del Casanare y defensor de DDHH asesinado el 13 de noviembre, caso que se suma a los más de 69 defensores y defensoras de DDHH asesinados en este año según Fabrizio Hochschild, coordinador residente de la ONU en Colombia[vii].

Ante estos escenarios uno se cuestiona la existencia de las mesas, pero las mismas existen atendiendo al clamor de un pueblo por la necesidad de paz. La mayor amenaza existente en estos momentos para todo lo que pueda salir de las mesas de diálogos entre las FARC, el ELN y el gobierno e incluso la continuación de las mismas, es el paramilitarismo, sin el desmonte de ese monstruoso aparato de terror, todo esfuerzo de paz es ingenuo. Con esto no queremos decir que deberían bajarse las mesas, pues estas han resultado ser la presentación de una apuesta política de las insurgencias para una nueva Colombia, que a pesar de los manoseados medios de comunicación en poder de las oligarquías, los procesos populares han hecho un gran trabajo para darlos a conocer. En ese sentido el papel que jugamos como pueblo es fundamental, la organización y la reconstrucción del tejido social, de la memoria histórica y la solidaridad entre pueblos hermanos, son nuestras herramientas para la construcción del poder popular como táctica y estrategia para alcanzar la Paz con Justicia social, es decir la construcción de la nueva Colombia, la patria grande y el socialismo en Nuestra América.

Miguel Samacá, colombiano residente en Chile

[i]http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/colombia-el-segundo-pais-mas-desplazados-internos-articulo-566944

[ii]  http://elirreverente.cl/?p=1282

[iii] Pueden revisar el documental hecho por la delegación de paz de las FARC-EP en la Habana, con tomas hechas por los mismos militantes que se encuentran en las cárceles de Colombia https://youtu.be/h2vJTNXLSy0

[iv] Denuncia nacional e internacional del Frente Amplio por la Paz, la Democracia yla Justicia Social revisar acá http://www.semanariovoz.com/2015/11/17/ejercito-pone-en-peligro-cese-al-fuego-en-sur-de-bolivar/

[v] Según denuncian las FARC en uno de sus comunicados desde la Habana, Cuba.

[vi]Marcha Patriótica publica este vídeo denunciando los hecho https://youtu.be/McKrC2nYKCM

[vii]http://www.elespectador.com/noticias/judicial/2015-han-sido-asesinados-69-defensores-de-derechos-huma-articulo-580170

 

Ayer en la elecciones de la Universidad Metropolitana Tecnológica de Chile (UTEM) salió como triunfante la Lista Sigamos. La lista ganó el 59% de los votos, mientras la otra lista, Integrar obtuvo el 34.7% de los votos escrutados.

La nueva federación está compuesta por miembros de la plataforma Construyendo UTEM que se fundó en 2011 que plantea organizar a los estudiantes revolucionarios de la casa de estudios, y además estudiantes independientes de izquierda.  La mesa federativa está compuesta por el presidente Damián Brito, militante de la Juventud Rebelde y estudiante de Diseño en Comunicación Visual,  vicepresidente Patricio Ibáñez, estudiante de Trabajo Social, secretaria general Paua Jadue, estudiante de Trabajo Social, secretaria ejecutiva Rebeca Seguel, militante de la Juventud Rebelde y estudiante de Diseño Industrial y secretario de finanzas Gonzalo Inostroza, estudiante de Contador Público y Auditor.

Las secretarías están compuestas por Harry Hidalgo, estudiante de Ingeniería Civil En Obras Civiles y Secretario de Bienestar y Deportes, Camilo Bausare, estudiante de Cartografía y Secretario de Trabajos Voluntarios y Jan Lilo, estudiante de Ingeniería Industrial con Mención en Sistemas de Gestión y Secretario de Comunicaciones.

El eje central de la Lista Sigamos es poner la federación y la universidad al servicio de las luchas del pueblo. Los cinco ejes programáticos son los siguientes:

  1. Acceso a la Educación, donde proponen “impulsar la creación de nuevos métodos de ingreso a la universidad y aumentar la cantidad de cupos a trabajadores jóvenes y entregarles las facilidades para poder incorporarse a la vida universitaria” mientras se oponen a las pruebas estandarizadas como la PSU y SIMCE y luchan por el acceso irrestricto a la universidad.
  2. Democratización, seguir luchando por la democratización de la universidad mediante la convocatoria de una asamblea universitaria. En su programa, exponen su definición de la democracia universitaria, “la base para la construcción de una universidad democrática es comprender en principio que la universidad no está libre de las contradicciones propias de la sociedad capitalista, que nos divide y segrega en clases y que nos pone al servicio de intereses privado.“
  3. Modelo Educativo, como creen en la necesidad de poner la educación al servicio del pueblo, proponen la realización en torno a la educación popular y experiencias contrahegemónicas de construcción de educación y abrir espacios de discusión académicas en torno a las cátedras que se imparten en la universidad.
  4. Financiamiento, donde se comprometen para seguir luchando por una educación gratuita financiada por el Estado.
  5. Anti-Represión, actualmente son tres estudiantes de la casa de estudios que se encuentran encarcelados que se les imputa delitos de porte ilegal de artefactos incendiarios en contexto de protesta nacional. Dicho eso, la nueva federación propone “difusión de la legislación chilena actual en torno a la criminalización de la protesta, aseguramiento de apoyo desde la federación a compañeros y compañeras con problemas legales vinculados a la protesta y articulación de trabajo conjunto con otras universidades en torno a la temática.”