Authors Posts by elirreverente

elirreverente

549 POSTS 0 COMMENTS

 

Así reza el lienzo a la entrada de la ocupación en que permanecen pobladores agrupados en número de alrededor de 400 familias, todos los cuales pertenecen al sector cercano a la toma, ubicada al lado de la Plaza De Los Abastos de La Florida en Santiago.

En visita del  Irreverente, fuimos testigos de la Asamblea que decidió mantener la ocupación del terreno hasta que las autoridades comiencen los trabajos de construcción. Decisión contraria a las condiciones que recibieron, sus dirigentes, de parte del SERVIU, en reunión sostenida la tarde de este lunes 28 de marzo.

Los Pobladores  decidieron no seguir esperando las dilaciones y calmantes ofrecidos por todas las instancias burocráticas que desde hace mucho tiempo prometieron una solución a sus difíciles condiciones habitacionales. Denunciaron la tergiversación de sus demandas por parte de algunos medios que han deformado, y no informado, del carácter del conflicto y las reales condiciones que ellos reúnen. “Se dijo por un medio de TV que somos deudores Habitacionales, lo que es falso”. …”Seguiremos  acá hasta que la construcción comience por fin”, fue el comentario de la mayoría de ellos.

Los Pobladores se han hecho notar desde hace 11 días y, poco a poco han comenzado a recibir muestras de apoyo de miembros de la clase obrera y del pueblo, lo que sin duda creemos, se multiplicara a medida que ellos mantengan a firme sus posiciones.

Irreverente tratara de estar lo más cercano posible a nuestros hermanos que luchan por una vivienda digna e informará periódicamente del desarrollo del conflicto

Caído un 5 de Octubre 1974 por la libertad de Chile, en desigual enfrentamiento ante las tropas del Dictador.

Para todos aquellos que seguimos su senda de compromiso revolucionario, Miguel es el que cada día nos recuerda que hoy, más que nunca, es necesario unir nuestras fuerzas para por fin hacer realidad la sociedad de los trabajadores, el sueño de miles de revolucionarios: ¡El socialismo!

Miguel vivía en busca de la esperanza

Miguel no ha muerto, está más presente que nunca y nos invita a esta lucha de justicia y libertad.

 

Por Salvador Bello

La situación que atraviesa Venezuela con la guerra económica, la baja del precio del petróleo y la amenazante presencia de la derecha en la Asamblea Nacional, ha movilizado no solo al gobierno de Nicolás Maduro, sino a los diversos actores del campo popular con el objeto de fortalecer el proyecto revolucionario y desarrollar la producción nacional.

En este momento, la principal preocupación del país es el desarrollo productivo para hacer frente a la guerra económica y lograr abastecer a las comunidades locales de los alimentos básicos. Esto no solo ha significado una urgencia, sino que en muchos casos ha estimulado la reflexión y el debate respecto a la soberanía alimentaria, el rol del rentismo petrolero en la historia Venezolana y la necesidad de consolidar los Estados Comunales como formas de autogobierno -y claro está, como camino hacia el socialismo-. Es en este contexto, que el Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ), que articula parte importante del campesinado a nivel nacional, se ha planteado la necesaria tarea de tomar el control de la agro-producción para abastecer a sus comunidades y contribuir al desarrollo del país.

Rentismo petrolero y estado subsidiario

A pesar de que hoy es necesario responder a la urgencia del desabastecimiento, las organizaciones populares, en este caso las campesinas, han asumido que los problemas no comenzaron ahora, sino que entre otros, se expresa en la cultura del rentismo petrolero, la dependencia que genera y los efectos que trae sobre la agricultura y la producción; Vladimiro Petro, campesino y comunero de base del Consejo Comunal Las Dos Bocas de la Comuna Agropecuaria de Negro primero (Estado Carabobo), señala que al no lograrse implementar un sistema de subsidio directo al productor nacional, el subsidio de alimentos tuvo un impacto negativo en algunos rubros tradicionales de Venezuela, desestimulando al productor pequeño, por ejemplo, en la producción de caraotas (poroto negro): “acá se traían caraotas importadas de Nicaragua, dentro del intercambio de petróleo por alimentos (…), llegaban baratas a la mesa de muchos venezolanos de zonas rurales, muy baratas, eso produjo un desestímulo en el productor”.

Así, cuando las comunidades quisieron comenzar su propia producción de caraotas, encontraron una cantidad de semillas insuficientes para tal cometido: “El año 2015, el plan de siembra de caraota negra era de 230 hectáreas (…), nos encontramos con que cuando fuimos a buscar la semilla, la demanda por hectárea es de 40 kg por semilla, si vas a sembrar 200 hectáreas necesitas 8 mil kg de semillas, en esa búsqueda de semillas encontramos 175 kg, porque se había perdido la semilla, en razón de que los campesinos no sembraban, porque era más fácil comprar 1 kg en 4 bolívares (Bs), que ponerse a producirlo, ya que nadie lo quería comprar por 4 Bs., entonces el campesino se desestimuló y perdió la semilla. Tocó entonces acudir a semillas importadas, para nosotros sembrar parte de la caraota que hoy estamos produciendo”.

Nerson Guerrero, miembro del FNCEZ y Vocero Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ), concuerda con esto y destaca además como les afectó en el escenario actual: “estamos bloqueados internacionalmente, porque dependemos de la compra a Monsanto, grandes dueños del sector agrario, a 4 grandes transnacionales que controlan el mundo a través de las semillas y de los químicos”.

El daño que ha provocado el rentismo no solo en la producción sino en la agricultura y su forma de vida, ha marcado la reflexión de las organizaciones campesinas: “Lamentablemente, vivimos del rentismo durante mucho tiempo, estamos acostumbrados a conseguir las cosas en los puertos, a no preocuparnos por la semilla, o por tener semilla, o por la calidad de la semilla, porque lo que nos importaba era traer, sembrar y embolsillar el dinero. Incluso el rentismo llegó a borrar de la mente lo que significa producir la tierra, para qué está el campesino, para qué está la tierra, y la veía como algo solamente para lucrarse. Nunca se pensó que era para la alimentación, para garantizar que las familias sustentaran su propio hogar, y además contribuyera a la alimentación del mundo, porque África padece de hambre y nosotros aquí con potenciales de agua y tierra”, señalo el vocero de la CRBZ.

Es así como hoy la importancia de los bancos de semilla y la recuperación de viejas tradiciones han tomado vigencia para asegurar la producción y la soberanía alimentaria, Vladimiro recalca que a esto están llamando a los Consejos Comunales: “cada consejo comunal tiene la tarea de recuperar viejas tradiciones que el productor calculaba cuanto iba a sembrar el año entrante, entonces reservaba eso y no lo vendía, entonces ir construyendo esa concepción ‘no vendas todo lo que siembras, mira aparte tienes que dejarla, para que vuelvas a sembrar y no tengas que padecer y al año entrante podamos multiplicar la siembra, y podamos tener una siembra jugosa, que nos ofrezca entonces la demanda interna, y podamos incluso generar esos excedentes para poder vender y convertirlo en dinero’ porque la gente requiere el dinero para comprar otras cosas que no producimos, esa es la dirección de la producción no solamente en leguminosa, estamos tratando de construir bancos de semillas en cereales, en caña panelera, para no tener que depender del azúcar industrializada, y podamos producir nuestro propio edulcorante, (…) eso es posible desarrollarlo a escala comunal”.

Los vicios del rentismo petrolero también tuvieron su expresión a nivel estatal, Eduardo Colmenares, Coordinador Nacional del Consejo Nacional de Trabajadores y Trabajadoras Agroalimentarios de la Patria (CONTTAP)[1], es crítico con la implementación inicial de la Misión AgroVenezuela, que intentó masificar la agroalimentación, (…) por vía de las misiones sociales del gobierno pero que implicó un flujo de dineros sin el control necesario: “en el arranque de la misión, había mucho dinero en el país y las instituciones del agro se desbocaron a entregar muchos recursos a los campesinos y pequeños productores que se coleaban por supuesto, era como una rebatiña de dinero, la renta petrolera era muy buena (…), la engolosinaron, había mucha gente desviando los recursos, gente por ejemplo que tenía que producir dos hectáreas de maíz y se estaba comprando una moto”. El 2011, esto se detiene y Chávez pone énfasis en la necesidad de la producción de la tierra y la participación de los Consejos Campesinos y de Trabajadores, promulgando el decreto 8686 que define el marco de la misión AgroVenezuela, ordenándolo por ejes y delegando responsables a lo largo del territorio nacional. Sin embargo, en el momento de la implementación local, los alcaldes aplicaron el decreto bajo la lógica de las municipalidades y no de los consejos comunales como sujeto central. Colmenares explica que debido a que “los sectores periurbanos son productivos” (desde el punto de vista del agro) y “quienes aún mantienen a los alcaldes en el poder son empresarios, cuando hablamos de producir en el sector peri urbano, afecta esos intereses”, y al responder a esos intereses los alcaldes excluyeron a los Consejos Comunales como actores principales de la Misión AgroVenezuela.

Estado Comunal y poder popular

Bajo este contexto es que la construcción del Estado Comunal comienza a adquirir aún más sentido para las organizaciones campesinas, en la lógica de consolidar los organismos del poder popular, autoabastecer a las comunidades y establecer la soberanía alimentaria: “Nosotros nos estamos planteando desde la organización, retomar con fuerza, retomarlo como bandera de lucha de resistencia a no dejarnos doblegar, es mas ahorita como estamos en guerra económica y el imperialismo que sigue en su afán por controlarnos, en no doblegarnos ante nada, y optamos por rescatar nuestras semillas autóctonas, propias, nativas, con su respectiva cultura, y ahí decimos que la Red de Productores Libres y Asociados (REPLA) va a dar para eso; pero también los bancos de semilla nos va a llevar a nosotros a rescatar nuestras culturas ancestrales, de cómo se almacenaba, como se cuidaba y como se seleccionaba de forma artesanal la semilla, a eso estamos llamando nosotros, el movimiento campesino, a que todos en cada espacio comiencen a hacer su banco de semilla, comiencen a recoger, a buscarla”.

“Tenemos en nuestro proyecto la construcción del Poder Popular Socialista hay un embrión el Consejo Comunal como base del nuevo sujeto, como la nueva institucionalidad del poder, del estado comunal”, señala el vocero de la CRBZ.

Además, enfatiza el compromiso con la construcción del Estado Comunal y su capacidad para aglomerar a los distintos integrantes de la comunidad: “Para nosotros el objetivo es construir el Estado comunal y el movimiento campesino se ve reflejado ahí; porque en una comuna vive el campesino, el estudiante, vive la mujer, la ama de casa, el profesional, los obreros, los militares, etc. El movimiento campesino apuesta por consolidar el Estado Comunal”.

 

Red de Productores Libres y Asociados (REPLA)

“En Venezuela el 70% de la producción la generan los campesinos y campesinas con un 30% de la tierra, lo que indica que somos la principal fuerza productiva del país, pero muy desarticulada”, señala Guerrero.

Articular a esta fuerza productiva sería la función de la REPLA, que planteada desde el movimiento campesino, busca organizar la producción, bajo los principios de “solidaridad, trabajo en equipo y defensa de la patria (el patriotismo como tal)”, siguiendo los pensamientos Bolivarianos, Chavistas y Socialistas, como un esfuerzo de aglutinar a todos aquellos pequeños y medianos productores y productoras que se identifican con el proyecto Bolivariano y que quieran contribuir con el desarrollo del país, unificando esfuerzos para competir contra los grandes terratenientes.

Colmenares por su parte, evalúa positivamente esta iniciativa: “con las REPLA, empresas de producción social, consejos de distribución, estamos haciendo ensamblaje, nos vinculamos al consejo comunal. Por la vía popular traemos auyama, frijol, leche, queso, con los campesinos directamente a la comuna, esa relación que hoy es a muy baja escala, nos está dando buenos resultados, porque insisto hay bastante producción en el campo, el detalle es en los costos de traslado, del manejo, para que eso llegue a los grandes poblados”.

En el estado Carabobo, el FNCEZ reivindica el potencial agrícola de las amplias zonas rurales que dan vida a ese territorio, tradicionalmente considerado como zona industrial (y no rural), mediante la articulación de alrededor de 226 Consejos Comunales, con 4.500 productores con capacidad de trabajar 40.000 (hectáreas) unidades productivas, siendo otro ejemplo de la amplia capacidad productiva que tiene Venezuela, que solo necesita de la necesaria articulación para la construcción del poder popular.

 

IMG-20160326-WA0002

Eduardo Colmenares, CONTTAP 

 

IMG-20160326-WA0001

Nelson Guerrero, vocero de la CBRZ

[1] Organización popular que agrupa a consejos del poder popular, consejos de campesinos/as, de pescadores, pequeños productores y trabajadores vinculados al agro.

Coordinacion Trabajadorxs Area Sociales·jueves, 24 de marzo de 2016

La Federación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Área Social (FENTTAS) declara y denuncia ante la opinión pública y los trabajadores/as que representamos, por un lado los incumplimientos por parte del SENAME respecto de los acuerdos suscritos en la mesa de resolución de conflictos con nuestra organización, cuya última reunión se realizó el 12 de enero de 2016 y, por otro, las condiciones de precariedad que enfrentan los socios y socias de los diversos sindicatos, por el sistema en que se licitan los diversos programas y de la mezquina y patronal legislación laboral hecha a la medida de los empresarios. A fines del año 2015, declarábamos que considerábamos un avance en la forma en que se establecen las relaciones laborales en el área social el acuerdo alcanzado con el Servicio Nacional de Menores (SENAME)*. Declaramos enfáticamente que ninguno de los puntos acordados se ha cumplido y que todo sigue en los mismos términos: los organismos colaboradores del SENAME (OCAS) siguen violando las orientaciones técnicas, sobrecargando a los trabajadores/as con el exceso de los casos que ingresan; los convenios firmados y licitados siguen ocultos tanto para los usuarios/as como para las trabajadoras/es, sin ser tomados en cuenta en las diversas supervisiones que realizan los supervisores técnicos y financieros del SENAME; y, finalmente, siguen trasgrediendo las instrucciones impartidas por la circular 001. Más bien el SENAME parece confirmar día a día su benefactora actitud frente a las OCAS. Como botón de muestra, de esta verdadera “colusión” que existe entre SENAME y las OCAS informamos que mientras el Centro de Protección Infanto Juvenil, CEPIJ Lo Prado, de la Corporación OPCION era auditoreado por mandato de la Contraloría General, esta Corporación licita nuevamente el mismo Proyecto.Conclusión: durante el período en que el CEPIJ Lo Prado fue licitado (2013-2015) OPCION roba más de 101 millones de pesos y, siendo sorprendidos en estas oscuras acciones, sólo debe devolver lo robado y SENAME sigue aprobando, en Noviembre de 2015, el mismo proyecto en el que se sorprende en tales malabares a la Corporación OPCION. El Centro Juvenil El Puerto es un lamentable ejemplo de las malas prácticas en las que incurren las OCAS, bajo el amparo de SENAME. El sindicato de dicha institución lideró un proceso de lucha que culminó con la firma exitosa deun contrato colectivo en Noviembre de 2015, a favor de los trabajadores y trabajadoras. Situación provechosa para el área social, que significó un avance en la capacidad de organizarse de las trabajadoras, exigir mejores condiciones laborales y velar por el adecuado funcionamiento de la empresa social, tanto en su funcionamiento administrativo como respecto del uso de fondos públicos. Por estas razones fue que a los directivos de Centro Juvenil El Puerto les resultó incómodo el Sindicato, y no teniendo más herramientas a las cuales recurrir, pues todas las acciones se encontraban dentro del marco de la legalidad, optaron por cerrar la institución, destruyendo de esta forma los avances que los trabajadores y trabajadoras habían logrado. Los directivos de la Corporación solicitaron a SENAME el cierre anticipado, a espaldas de los trabajadores y trabajadoras, a quienes se les informó en último momento, transgrediendo no sólo sus derechos labores, sino que también los de los y las jóvenes atendidos/as. Se debieron cerrar procesos de intervención abruptamente y ser derivados, sin tener en cuenta la vinculación que estos jóvenes y sus familias mantenían con los profesionales a cargo. El SENAME estuvo al tanto desde el comienzo de las intenciones de los directivos del Centro Juvenil El Puerto de cerrar sus puertas, y se mantuvo en silencio cómplice a pesar de que el Sindicato de dicha institución se mantenía participando de cada una de las fingidas mesas de diálogo establecidas con la institución gubernamental, en la cual los asesores y asesoras de Marcela Labraña aseguraban mantener un diálogo trasparente e interesarse por integrar las propuestas de las organizaciones sindicales para un mejor funcionamiento de las OCAS y sus programas psicosociales. Aparataje institucional destinado a cubrir la oscura relación del organismo estatal y los privados que lucran gracias a su beneplácito a través de un nefasto sistema de licitación. Las trabajadoras y trabajadores del área social no sólo somos afectados por las condiciones que impone el actual sistema de licitaciones que impera respecto de los recursos del Estado en el financiamiento de las políticas públicas, sino también por las draconianas condiciones que impone la actual legislación laboral, dictada para el beneficio de los patrones. Estos últimos días hemos conocido el dictamen de la Corte de Apelaciones de Valdivia que niega el derecho a negociar colectivamente al Sindicato N°2 de Trabajadoras/es de la Fundación Mi Casa, en Valdivia. Con ello se pretende sentar un precedente que no estamos dispuestos a aceptar pasivamente. Más aún cuando tal dictamen contradice otro de la Corte de Apelaciones de San Miguel que sí concede el derecho a negociar colectivamente a Empresas con las características de nuestros empleadores.

La resolución de la Corte de Apelaciones de Valdivia viene a contradecir la tendencia jurídica acumulada desde los años 2011 a 2015, en la cual los sindicatos de las empresas financiadas por fondos públicos, sí acceden a negociar colectivamente con sus empleadores, a pesar del artículo 304 del Código Laboral. Dicha jurisprudencia se sustenta en el reconocimiento, entre otras causales, del derecho a la negociación colectiva como un derecho fundamental, que debiese ser asegurado a todo trabajador o trabajadora, más allá del origen del financiamiento de la empresa a la cual pertenece o sus condiciones de contratación. Su rango de derecho fundamental está consignado en el artículo 19 Nº16 de la Constitución Política de la República, y también está expresado en la disposición contenida en el artículo 4 del Convenio Nº98, de la OIT. El fallo de la Corte de Apelaciones de Valdivia sólo se entiende en base a la corrupción de los jueces en alianza con los dueños de la riqueza. Riqueza que también está presente en los dueños de las empresas el área social, a través del mal uso de los fondos públicos que debieran utilizarse para proteger a niños, niñas y jóvenes del país.

Particular relevancia adquieren dichos antecedentes toda vez que el Sindicato de Trabajadores/as de Fundación DEM se encuentra en pleno proceso de negociación colectiva, habiendo presentado el pliego el día 15 de febrero de 2016. Declaramos nuestro total compromiso a la lucha que inician los trabajadores y trabajadoras de Fundación DEM, entendiendo las difíciles condiciones que enfrentan ante un escenario de que colude a instancias judiciales, empleadores y organismos estatales. Sin embargo, nos mantenemos convencidos y convencidas en la legitimidad de su esfuerzo y la fuerza de la organización como la única garantía de logro de los trabajadores y trabajadoras.

Federación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Área Social

(FENTTAS), conformada por:

Sindicato de Trabajadores/as de la Corporación OPCIÓN

Sindicato de Trabajadores/as de la Corporación SEDEJ

Sindicato de Trabajadores/as de la Fundación León Bloy

Sindicato de Trabajadores/as de la Fundación DEM

Sindicato Nacional de Trabajadores/as de Corporación Fondo Esperanza

Sindicato de Trabajadores/as SERPAJ

Sindicato de Trabajadores/as Fundación Tierra de Esperanza

Sindicato de Trabajadores/as Fundación COANIL

Sindicato de Trabajadores/as Fundación COANIL EDUCA

Sindicato de Trabajadores/as Corporación Llequén

Sindicato de Trabajadores/as Centro Juvenil El Puerto

*Para conocer los acuerdos establecidos con SENAME revisar: http://resumen.cl/2015/12/trabajadoressubcontratados-de-sename-logran-mejoras-laborales/

“Elementos para el Análisis Político”

Fue el año 2002, cuando INQUIETANDO DESDE EL MARGEN organizó la primera Escuela de Verano Ernesto Guevara en Chillán. En ese entonces la concebíamos en el marco de la lucha ideológica, o sea, la articulación y depuración de las ideas de liberación de los/as pobres, para enfrentarse a las ideas de dominación y opresión de los/as ricos/as.

Quince años después, la necesidad sigue plenamente vigente. Si queremos mejorar nuestras prácticas políticas, si queremos obtener más aciertos en la construcción de organizaciones, si queremos tener mejores resultados en las luchas sociales, debemos aclarar nuestras prácticas a la luz de la teoría: la que
podamos sistematizar nosotros/as mismos/as y la que nos pueda aportar el estudio de determinados/as especialistas.

Entonces, no podemos dejar de generar un espacio de encuentro, reflexión y discusión fraterna como este. Es más, la concreción de espacios de formación se transforma en un imperativo estratégico para todo/a el/la que se pretenda
revolucionario/a, ya que cada insumo ideológico que podamos obtener es un elemento fundamental para la realización de nuestras tareas y accionar cotidiano en pos de una sociedad libertaria.

Hace varios años que INQUIETANDO viene poniendo la escuela a disposición de la formación política colectiva de los/as revolucionarios/as, pero mientras se asume esta tarea de forma unitaria, consideramos que tenemos el deber de seguir impulsando la generación de este espacio. Así lo hemos hecho incluso en los momentos más complejos que hemos vivido como organización. Así lo seguiremos haciendo.

Para este año, hemos escogido centrarnos en intercambiar elementos que sirvan para la realización de los análisis políticos que cada cual realiza en sus respectivas organizaciones, tratando de identificar algunos de los potenciales conflictos que se sucederán durante el 2016, porque solo un correcto análisis y valoración del acontecer socio económico real, nos posibilita una mejor organización y articulación de nuestras luchas.

Para Inquietando Desde el Margen, el rol de cada Luchador/a Popular debe ser: agitar, educar, organizar y sintetizar. De allí nace la urgencia permanente que los compañeros y compañeras que están dispuestos a aportar en la construcción
del sueño colectivo de la transformación revolucionaria de la realidad, sepamos dónde estamos parados, leamos la realidad y obtengamos de esa realidad los ejes que nos permitan enrielar nuestro caminar y accionar en el contexto actual.

En esta XV escuela de verano, queremos revisar algunos elementos económicos que incidirán en nuestras luchas durante este año. Queremos conocer algo más sobre la lucha de pueblos hermanos como los/as kurdos/as, los/as venezolanos/as y los/as mapuche. Y queremos tener un acercamiento a conflictos del ámbito de la educación, la salud y los fondos de pensiones.

Por último, consideramos que tenemos que dar una mirada a la situación que se abre en Chile con la firma del TPP. Tratado con que los/as dueños del poder y la riqueza y sus perros/as guardianes/as, nos pretenden terminar de entregar a las garras de la voracidad de las empresas trasnacionales.

Es por todo ello, y no solo por tradición o tozudez, que todos los sectores revolucionarios que día a día aportan su granito de arena a la construcción de un nuevo mundo, son bienvenidos a nuestra XV escuela de verano Ernesto Guevara.

CRÍTICOS/AS, SOLIDARIOS/AS Y CON LA ALEGRÍA DE LOS/AS QUE AMAN DE VERDAD!!!!!!

Articulando las luchas, construimos poder popular!!!!

Santiago, marzo de 2016