Ya van 37 días desde que comenzó el paro de los y las trabajadores del Registro Civil y el gobierno sigue optando por las amenazas.

 

Esta mañana, la Ministra de Justicia, Javiera Blanca amenazó a los y las trabajadores del Registro Civil para que depongan la movilización porque según ella, “el paro se debe acabar ya, porque son muchos los chilenos que están sufriendo las consecuencias de la movilización.”

 

Hizo un llamado específico a los trabajadores a honorarios y a contrata (cuyos contratos se renuevan en diciembre) a volver a sus labores advirtiéndoles “mes que no se trabaja, mes que no se paga.”  Cabe mencionar que desde el gobierno han anunciado que habrá descuentos de sueldos en los días no trabajados durante el paro.

 

Si bien la demanda principal de los y las trabajadores es un reajuste salarial de 8%, también han logrado desvelar algunas verdades importantes sobre la precarización laboral en Chile y específicamente el trabajo honorario.

 

La primera es que los y las trabajadores a honorarios (que actualmente son más de 250 mil) no cuentan con los pocos derechos sociales que existen porque se les considera “trabajadores independientes” a pesar de cumplir con un horario y recibir órdenes de un jefe. Esto se traduce en que no pueden sindicalizarse (ni menos irse a huelga), no tienen derecho a prenatal y postnatal y no tienen derecho a un reajuste anual en el sector público.

 

Pero a pesar de todo eso, los y las trabajadores del Registro Civil se han organizado y se han unido  por condiciones laborales dignas y sueldos justos.

 

Mientras el gobierno (junto al Partido Comunista) sigue con su campaña de terror contra la movilización diciendo que es un paro ilegal e intransigente, los y las trabajadores deberíamos mostrar solidaridad con este paro porque es una gran lección de dignidad y unidad sindical.

NO COMMENTS

Leave a Reply