En medio de la guerra económica que tiene al pueblo Venezolano enfrentando acaparamiento (disfrazado de desabastecimiento) de alimentos y productos básicos, mercado negro del dólar y especulación de precios, las organizaciones populares han ido articulando estrategias para abastecer y distribuir los productos básicos a las comunidades de las que son parte. Este es el caso de la Red de abastecimiento comunal El Panal y la Empaquetadora Comunal el Panal 2021.

Un poco de contexto: Guerra económica e intentos de desestabilización del Gobierno Bolivariano

Desde hace algunos meses los centros de abastecimiento tradicionales (mercados y supermercados) se han visto desprovistos de productos básicos como azúcar, shampoo, jabón, papel higiénico, harina, pañales o leche, entre otros, provocando grandes colas a tempranas horas de la madrugada y especulación de los precios (en algunos casos más de 1000%) ante la potencial escasez. Todo esto acompañado del mercado negro del dólar y la crisis económica mundial, ha requerido que el Estado impulse medidas para reactivar la economía y fije precios justos en el mercado para cada producto, junto con facilitar la distribución de estos.

La Red de Abastecimiento Comunal

Frente a esta situación han surgido iniciativas populares como la Red de Abastecimiento Comunal El Panal al alero del desarrollo de las Comunas (formas de autogobierno local propuestas por el Comandante Hugo Chávez para la construcción del Socialismo en Venezuela), con el objetivo de generar una distribución planificada de alimentos casa a casa evitando las colas y el negocio de privados, muy en la lógica de las Juntas de Abastecimiento Popular (JAP) de la Unidad Popular chilena. La Red de Abastecimiento Comunal busca mantener a las comunidades plenamente abastecidas para su bienestar y para derrotar la guerra económica y la dependencia productiva. Esta red está compuesta por la empaquetadora de granos y azúcar, 4 tiendas escolares, 3 abastos comunales y algunas unidades primarias de producción agrícola. Actualmente se encuentra produciendo los primeros uniformes escolares en la textilera que se ha levantado con los excedentes de la red y por decisión de la comuna, junto con comenzar una unidad productiva de criadero de cerdos para abastecer de carne a las comunidades.

La empaquetadora en conjunto, y a través de los Concejos Comunales (unidades de la Comuna) que manejan un censo de las familias y el número de viviendas que lo componen, administran, distribuyen, y venden a precio justo los productos a cada familia (por ej: si 1 kl de harina cuesta 400 bolívares en el mercado, mediante este mecanismo se venden 4 kl en 200 bs), abasteciendo a cerca de 40.000 personas.

Construyendo el Socialismo del SXXI: Las Comunas

La Ley Orgánica de las Comunas define al Estado Comunal como “una forma de organización político-social, fundada en el Estado democrático y social de derecho y de justicia estableciendo en la Constitución de la República, en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo, a través de los autogobiernos comunales, con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno y sustentable, que permita alcanzar la suprema felicidad social de los venezolanos y venezolanas en la sociedad socialista. La célula fundamental del estado Comunal es la Comuna”. Además, la Comuna contempla la conformación de organismos como el Banco Comunal, los Consejos de Economía Comunal, Consejo de Contraloría Comunal y la Gaceta Comunal, todo para el efectivo ejercicio del PoderPopular.

En este contexto, la Comuna socialista El Panal 2021 busca ser una propuesta de autogobierno socialista, autónomo y autosustentable, con comunidades de 4 Estados (de Venezuela) y articulándose a través del eje comunal-nacional El Panal 2021. Su máxima instancia de deliberación y decisión es la Asamblea Permanente del Poder Popular, y se compone de 12 Concejos Comunales, que incluyen en la distribución, además 42 panalitos (una especie de célula dentro del panal –así nos lo indica, Ofman Bolívar, vocero del Colectivo Alexis Vive, a cargo de la Empaquetadora- que comprende de 5 a 15 vecinos de otros Concejos Comunales que no han logrado organizarse en su propia Comuna), logrando así cumplir con los objetivos de defensa del territorio, abastecimiento y organización de la comunidad.

Esta propuesta de organización popular, termina siendo una propuesta de articulación para superar la dependencia a la producción privada y al rentismo petrolero, valiéndose de las Leyes Orgánicas del Poder Popular (entre ellas, la de Economía Comunal) y conformando estrategias de alianzas con empresas recuperadas del Estado como Pronutrico (para el abastecimiento de harina) y otras Comunas (como la Comuna El Maizal, para el abastecimiento de carne de cerdo, o la Comuna Negro Primero, para acceder a azúcar y porotos negros).

Sin embargo, su desarrollo no ha estado exento de obstáculos, donde en algunos casos cuerpos policiales o militares, como la Guardia Nacional, muestran baja comprensión de las Leyes del Poder Popular como forma de autogobierno, generando retención de la mercadería, aún cuando se cuenta con la documentación correspondiente y la legalidad al día.

 

Por Salvador Bello

 

aaeb5157-a798-44c5-8459-19fe2a46af5f 4947131a-61ee-498b-a098-4174976df6ed 3af4648a-8ac9-4c28-8b6d-85f37767e73d

NO COMMENTS

Leave a Reply