El dirigente, Nelson García de 35 años, fue asesinado este martes en el contexto de un desalojo realizado por la Policía Militar en la comunidad Río Chiquito en el departamento de Cortés. El desalojo de la tierra ocupada por 150 familias campesinas se hizo de forma violenta según el COPINH.

García era miembro del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y era compañero de la Berta Cáceres, dirigenta indígena quien fue asesinada hace 2 semanas.

Según fuentes policiales, cuando García salía de su casa se le acercaron dos sujetos desconocidos y le dispararon cuatro veces en el rostro, causándole la muerte.

Organizaciones de Derechos Humanos le exigen al Estado hondureño protección para los miembros del COPINH.

Cdn43IjWAAEi5f_

NO COMMENTS

Leave a Reply