DSCF0114-3Entrevista a Diego Arraño: Presidente del Centro de Alumnos del Internado Nacional Barros Arana (INBA).

Diego está cursando tercero medio en un liceo que cuenta con una matrícula de alrededor de 1800 alumnos entre los cuales hay jóvenes internados que por distintos motivos se acogen a esta modalidad. Liceo de los llamados “emblemáticos” y que se ha destacado por estar siempre presente en las diversas luchas estudiantiles.

EI: ¿Nos podrías explicar algunas características de la organización de los estudiantes del INBA?

DA: El INBA es un liceo que tiene una buena participación de los estudiantes en sus organizaciones. Existe participación a través de todos los cursos en la elección de sus representantes y también participación en la elección del Centro de Alumnos que es la voz de los estudiantes dentro de la comunidad del establecimiento y fuera de este.

EI: ¿Cómo se dan las relaciones entre las diferentes instancias del Liceo?

Tenemos muy buenas relaciones con los profesores y con los trabajadores a los cuales les tenemos mucho respeto por la labor que desempeñan y por las difíciles condiciones en que lo hacen. Con respecto a las relaciones con las autoridades están supeditadas al respeto hacia las decisiones que los alumnos adopten.

EI: ¿El INBA tendrá participación en la ACES y cuáles son las proyecciones?

DA: Si, por supuesto, ya estamos participando. Y, con respecto a proyecciones, lo estuvimos discutiendo en la asamblea que ayer desarrolló la ACES. Pretendemos levantar y volver a hacer lo que la ACES hacía el 2011; Era una organización que perspectiva a la lucha y se centraba en un discurso claro que llegaba a la gente sencilla. No llegaba solamente a sectores políticos, llegaba a la señora que ve los matinales, veía a los estudiantes tomando el comando de Bachelet, a los estudiantes enfrentándose a la represión en el lecho del Río Mapocho, tomándose oficinas y sedes de partidos políticos para denunciarlos. A la casta política paupérrima y, claro, después llegan los casos de corrupción y, la ACES lo venía diciendo de antes.

Pretendemos ser una ACES que no solamente coordine los llamados liceos emblemáticos sino que coordine y articule a los colegios que antes no han participado de esta. De todas las comunas, de todo Santiago, en todo el país y que proyecte un trabajo parecido y, ojala, superarlo. Una ACES que, en casos de corrupción, ser los primeros en recalcar que son las comunidades las que tienen que tomar el poder y no dejarles la toma de decisiones a representantes que roban y que trabajan para intereses de los empresarios. El estudiantado entiende que la organización es la única forma de avanzar.

EI: ¿Cómo ves la relación entre el mundo secundario y el universitario con relación al objetivo de las luchas?

DA: En 2011 veía que todo era universitario, cuando comencé a participar en el INBA vi que los secundarios también participaban. Vi que existía desarticulación entre universitarios y secundarios, esto es porque el sistema educativo nos divide. En las marchas ves a sectores distintos, pero no somos distintos. En cuanto a las demandas, hay muchas que son comunes; En el INBA hemos conversado mucho de estos temas. La PSU, hoy día la gratuidad universal, tenemos que estar en eso porque estamos en la media pero llegaremos a la universidad y seguiremos siendo “estudiantes”. Creo que al ME le falta la articulación, la claridad de que todos somos estudiantes y no de sectores distintos y que la ACES y la CONFECH deben entender eso. No podemos alejar la lucha secundaria de la universitaria.

EI: ¿Qué entiendes de la alianza clasista entre trabajadores y estudiantes?

DA: La relación con los trabajadores es necesaria. Es una articulación difícil, ya que las lógicas y problemáticas son distintas. La ACES tiene una comisión “Clotario Blest” donde se discuten problemas del mundo laboral. Siendo estudiantes debemos informarnos sabemos que existen organizaciones como la “UTEC” que es de trabajadores y estudiantes. Hemos marchado juntos y es una buena relación. El tema es que en los colegios tenemos trabajadores que son todos los que realizan las tareas necesarias para que se pueda enseñar, pero los profesores no se sienten trabajadores. Ellos no van a salir a marchar con los trabajadores, entienden a estos solamente como el obrero. Creo que es un grave error porque también son explotados y padecen los mismos problemas de todos los trabajadores. El año pasado hubo una movilización docente: solamente de profesores y no de los trabajadores de la educación. En el INBA hicieron una coordinadora de todos los sindicatos de auxiliares, se fueron a paro todos juntos por mejoras salariales. Hemos conversado con algunos de ellos y hemos ayudado a que resuelvan problemas. Nosotros siempre apañaremos a los trabajadores.

Ei: Nos imaginamos que este año será de movilización: ¿Ustedes preparan algo?

DA: 2016 va a ser un año en que vamos a manifestarnos. 2015 fue un año de acumulación de rabia, quedó la embarrada en Chile, se destaparon muchos casos de corrupción y la justicia no funcionó. Vamos a plantear que las comunidades se empoderen de sus espacios. Vamos a movilizarnos con claridad política.

Ei: ¿Qué les dirías a todos los estudiantes para que participen en la ACES?

DA: Les diría que pensemos un minuto en que es lo que nos molesta y, pensar, en lo que le molesta al otro. Cuando nos demos cuenta de que mi realidad es la misma que la del vecino te nacen, ya, las ganas de gritar, las ganas de mostrar tu rabia y que la única forma de poder avanzar es la organización. Entonces la organización sea la ACES, un cordón del sector donde vives. La organización es lo más importante y algo que debemos ganar todos, los estudiantes y los trabajadores.

NO COMMENTS

Leave a Reply