Trabajadores y trabajadoras, este primero de mayo del 2016 es un año especialmente importante para estar en las calles de manera decidida y combativa. Se trata del año en que los poderosos han impulsado, y prácticamente aprobado, una reforma laboral que es decididamente pro empresarial, y profundamente antisindical y que atenta con nuestro derecho a luchar por mejores condiciones laborales y de vida.

Es también el año, en que los sectores que están por un pacto social, los que concilian con los patrones, se han ofrecido para llevar a cabo esta reforma pro empresarial adelante. Se trata de los mismos que pactaron un sueldo mínimo que hoy son migajas, y que hoy nos entregan una mala reforma, que hasta puede ser peor.

Es por ello, que desde el Comité Iniciativa por la Unidad Sindical (CIUS), nos movilizarnos en este Día de las y los Trabajadores, en la marcha clasista y combativa, con unidad y decisión, y mostrando como trabajadores seguimos adelante, en pie de lucha, y que estamos dispuestos a todo por un mejor mañana, construyendo una nueva sociedad, con un Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo.

La inflación se ha comido y se sigue comiendo nuestros salarios. Hoy más que nunca debemos organizarnos y movilizarnos por un sueldo justo. No queremos más migajas.

Debemos luchar por una jornada laboral justa y digna, con menos agobio. Chile es uno de los países con más horas de trabajo semanales y exigimos como tope 40 horas semanales por trabajador en el país.

Debemos luchar contra los despidos, y contra la precariedad del trabajo que se extiende cada día más y que esconde la cesantía.

Exigimos un verdadero y libre ejercicio de la huelga, no una huelga domesticada y enjaulada como se pretende con la Reforma Laboral, fiel al espíritu dictatorial del Plan Laboral de José Piñera.

Rechazamos el intento del Gobierno de aplicar una camisa de fuerza a las luchas de los Trabajadores Públicos. Exigimos que todos los Trabajadores de la administración pública tengan los mismos derechos, como por ejemplo el bono de incentivo al retiro.

Ante el Proyecto de Nueva Educación Pública, que establece la “Falsa Desmunicipalización” rechazamos categóricamente la actual Reforma Educacional, estableciendo el retorno a manos del Estado vía Ministerio de Educación y JUNJI, de todos los establecimientos educacionales, que en dictadura fueron traspasados para su administración a los gremios empresariales. Lucharemos por una Educación gratuita universal, sin lucro, pública, laica, y con una real participación de las comunidades educacionales en las decisiones y control del sistema. Además, demandamos una política de fortalecimiento de las condiciones laborales dignas de los trabajadores de la educación para erradicar su precarización laboral.

Finalmente, llamamos a resistir a la Reforma Laboral, que los patrones, junto al Gobierno y al Congreso han cocinado en nuestra contra. Debemos hacer un gran esfuerzo de sindicalización y de levantar el Pliego de los Trabajadores. Debemos ir desde ya creando la fuerza y la unidad para poder revertir y saber responder ante esta última arremetida de los poderosos.

Debemos ir articulándonos, porque es solo a través de la unidad y la lucha que podemos darle salida a las condiciones injustas que vivimos diariamente. Así nos enseñó Recabarren, así nos enseñó Clotario Blest, y es así como venceremos.

Llamamos a organizar jornadas de lucha para Junio:
  • Por un sueldo justo
  • Contra la precarización del trabajo y los despidos
  • Por el derecho a una huelga real y efectiva
  • A levantar la resistencia contra la reforma laboral
A unir todas las luchas del Pueblo
Rebélate contra el Sistema

Captura de pantalla 2016-04-30 a la(s) 16.19.13

NO COMMENTS

Leave a Reply