Entrevista al Sindicato de Reporteros Independientes (ARI), por  la defensa de la libertad de Felipe Duran.

El equipo de El Irreverente entrevistó a Sandra Ortega, presidenta del Sindicato de Reporteros Independientes (ARI), que integra el fotógrafo Felipe Duran, quién ha sido perseguido por su trabajo que ha develado la represión en las comunidades mapuche y el constante abuso de la policía militarizada en la zona del Wallmapu.

¿Cuáles fueron las razones de la detención de Felipe?

Las razones de su detención, para nosotros, es persecución política. Lo que alega el Estado o el Ministerio Público en este caso, es tenencia de armas y explosivos y la ley de drogas, porque le encontraron dos plantas de marihuana y lo estaban acusando por tráfico. La ley dice que no, pero bueno. Este compañero es de Cañete y su primera detención la sufre precisamente en un camino rural cuando va desde su casa a Temuco, y se encuentra con un allanamiento, él comienza a registrar y ahí él es detenido, golpeado y su cámara destruida. Desde ese momento en adelante, él empieza a sufrir amenazas, a su familia, a su mamá. Él no le dio mucha importancia, siguió trabajando, y esas imágenes que él registra, eran imágenes que recorrían el mundo, no se quedaban en Chile y esa situación generó una molestia de parte del Estado.

En agosto del año pasado cuando vienen los camioneros a Santiago a protestar por la violencia de la zona sur, ese mismo día él sufre una amenaza a través de las redes sociales, de otro grupo paramilitar Los húsares de la muerte. Al mes después Felipe es detenido en su casa y es encontrado con el comunero Cristian Levinao Levinao que se había declarado en rebeldía a raíz de una condena de 10 años que tenía. Felipe se encontraba con este comunero a raíz de un reportaje que él estaba haciendo precisamente de la situación de esta comunidad. Estaba haciendo periodismo, que es lo que hacen muchos grandes medios de comunicación. Lo que hizo TVN con la CA. Han entrevistado a distintos grupos que se han levantado en armas, sin embargo no sufren esta persecución y esta detención que ha tenido nuestro compañero. Cuando él es allanado en su casa, una vez que él es llevado en detención con este compañero, viene todo este allanamiento, que no fue visto por nadie, nada más que por la policía. Por lo tanto todo lo que dicen que encontraron en la casa de Felipe, es algo que solo vio la policía. Nosotros no podemos decir que la policía lo puso o no, no lo sabemos, pero que del compañero no eran, no eran.

¿Cuál es la situación legal de Felipe en estos momentos?

Estamos hoy día con un compañero que empieza el 2 de agosto el juicio oral, donde él está acusado por la ley de control de armas y explosivos y por la ley 20.000 que es la ley de drogas. Las pruebas que presenta el Ministerio Público son bastante vagas en el sentido que son fotografías de cosas que encontraron en el lugar. Las pruebas que sí debieran tener es que al momento del allanamiento, la policía debe entrar, grabando desde el momento en que la puerta se abre de un hogar, de cualquier hogar. El juicio debería durar alrededor de una semana, de acuerdo a lo que dice el abogado Rodrigo Román que es quien lleva el caso. Pero hubo algunas irregularidades previo a esto, porque a él se le fijaron dos veces la fecha de preparación de juicio, porque el abogado defensor no había logrado ver las pruebas que tenía el Ministerio Público. Se demoraron más de 3 o 4 meses en mostrar las pruebas que tenían en contra de nuestro compañero. Creemos que la demora del juicio corresponde a que efectivamente no tienen las pruebas. Cuando uno acusa a alguien de culpable, no tiene para qué darse el tiempo de mostrar las pruebas porque se supone que tú las tienes. Entonces nosotros acusamos un montaje, como ha habido muchos ya en este país.  Acusamos de un nuevo montaje, que por eso el tiempo que piden es precisamente para poder conformarlo de mejor manera.

¿Cuál sería el llamado que ustedes hacen en cuanto al apoyo que necesitan en la causa por la defensa que ustedes hacen de Felipe?

En términos de Felipe Durán en particular, lo que estamos pidiendo es difusión. Los medios de comunicación independiente particularmente, deben sumarse a esta campaña de difusión, porque lo que le pasa a nuestro compañero hoy día, le puede pasar a cualquiera de nuestros compañeros en cualquier momento. Las posibilidades de un montaje político hoy día, está abierta a todo el mundo. Y si en algún momento llegase a suceder que a nuestro compañero lo condenaran por esta situación, sería un precedente en la historia de este país con respecto a la libertad de expresión en tiempos de democracia.

NO COMMENTS

Leave a Reply