Hace algunos días los funcionarios del sector público mantienen paralizadas sus actividades exigiendo un reajuste salarial digno, no obstante, esta demanda ha sido negada y hasta invisibilizada por parte de gran parte del sector político que compone el poder ejecutivo y legislativo, además de ser tergiversada por los distintos medios de comunicación tradicionales, y, en consecuencia, ha comenzado a causar molestia y apatía en gran parte de la población, que sin entender la causa, comienza a alejarse de esta.

Quizás una de las disconformidades más generalizadas por el impacto e importancia en la vida cotidiana de las personas, ha sido entorno al ámbito sanitario, tanto en la recolección de basura como en los servicios públicos de salud, siendo este último tema en el cual nos centraremos; no obstante, nuestro análisis y crítica aplica para la totalidad del paro, ya que las lógicas con las que el Estado enfrenta el conflicto merma todos los sectores.

En las últimas horas han corrido rumores por diversas vías de comunicación de que el MINSAL está convocando a los establecimientos de salud a estudiantes y egresados aún no aprobados, con el fin de dar solución al déficit del sistema de salud debido a la paralización de los funcionarios, lo cual nos parece grave y nefasto en dos puntos principalmente:

1) No es éticamente correcto que un usuario reciba atención por parte de un estudiante que no posee aún todas las competencias para realizarla, así como tampoco un egresado que no ha aprobado su título por los distintos métodos evaluativos dependientes de cada centro de educación. Y sumado a que tampoco existe la supervisión de un docente para discernir entre un procedimiento correcto e incorrecto.

2) Este nos interesa de sobremanera, ya que demuestra el actuar propio y recurrente del Estado, porque no cabe ninguna duda que el objetivo real no es mejorar el servicio que se le entrega al usuario mientras los funcionarios se encuentran paralizados, sino que su principal fin es quebrar el único método de fuerza y protesta que tienen las y los trabajadores, es decir, que el paro carezca de presión efectiva para negociar.

Estos dos puntos, además de demostrar las intenciones políticas de deslegitimar y hacer oídos sordos ante las demandas del sector público, dejan al descubierto la apatía y el nulo interés del gobierno, quienes están más interesados en desgastar un movimiento que asegurar una atención de calidad a los y las usuarios/as. Este abandono ha sido una constante no solo en este gobierno y esta medida viene solo a agudizar la lógica capitalista que influye en todos los derechos sociales.

Sin duda los oficios más gratificantes en el ámbito social son los que nos producen satisfacción al final del día, que proviene del poder ayudar a generar cambios positivos y concretos en la vida de los que acuden en situación de vulnerabilidad. Hecho que ocurre precisamente en el equipo de salud, desde el guardia que te saluda en la puerta, la arsenalera que prepara las herramientas para una cirugía, hasta la enfermera que realiza la primera atención. Cada uno de ellos están dispuestos a entregar lo mejor de sí para entregar un servicio de salud completo, de calidad y por sobretodo digno; entregando en reiteradas ocasiones más del tiempo que les corresponde, postergando sus vidas personales con la convicción de construir comunidades sanas física y psicológicamente.

Dicho lo anterior, queremos llamar a las diversas comunidades que componen nuestro territorio a no acudir a los servicios de salud a menos que se trate de una verdadera emergencia, ya que es momento de demostrar la unidad de la población frente a un Estado intransigente que no vela por las necesidades y derechos de las y los trabajadores.

¡La posible victoria de esta coyuntura no puede no ser única y particular, sino que se debe ser replicada a lo largo y ancho de nuestro país, siendo todas y todos participes de éstas!

Por Catalina Fuentes Véliz – Presidenta Centro de Estudiantes Enfermería UDP y Manuel Terraza Vera – Presidente Centro de Estudiantes Medicina UMayor

NO COMMENTS

Leave a Reply