Los trabajadores montajistas de la Constructora Belfi que laboran en la construcción del Proyecto Termoeléctrico Dragón Rojo, en la Bahía de Mejillones en la Provincia de Antofagasta, iniciaron un proceso de negociación colectiva con el objeto de mejorar sus condiciones de trabajo, sus beneficios y sus sueldos.

Sin embargo, la empresa contratista ha manifestado que no tiene margen de mejoramiento de las remuneraciones, lo cual ha desatado un conflicto que involucra a 200 trabajadores de un total de 600 que laboran en el proyecto.

La empresa mandante, la franco-belga Engie Energy, se ha desentendido del conflicto pese a que ha declarado suculentas ganancias en el desarrollo de los proyectos energéticos en Chile y en el Mundo.

Los trabajadores contratistas han disminuido gravemente sus sueldos beneficios producto de los convenios que firman los sindicatos amarillos. En esta oportunidad el Sindicato SINTRASAR ha organizado a los trabajadores con el objeto de revertir la situación de empobrecimiento y dignificar la labor de los montajistas faeneros en el desarrollo de estos proyectos.

*Foto de referencia

NO COMMENTS

Leave a Reply