Por Carlos Anríquez

El día sábado 10 de Junio, se congregaron en el frontis de la municipalidad de Puente Alto alrededor de 2000 personas en la quinta marcha territorial en contra del Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo. Convocada por la Asamblea Agua y Soberanía, la Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo y las comunidades organizadas de Pirque, la marcha permitió visibilizar la oposición frente a uno de los proyectos más importantes de la agenda energética impulsada por la Nueva Mayoría.

El proyecto Alto Maipo, propiedad de la transnacional Aes Gener, ha sido fuertemente cuestionado por el daño ambiental sobre el Cajón del Maipo y por su efecto comprometedor sobre las aguas de Santiago. ¿Qué se pretende con el proyecto Alto Maipo? Entubar los principales afluentes del río Maipo antes de que lleguen a él por un túnel de 70km de largo para producir unos supuestos 531 MegaWats de energía. No obstante, el proyecto ha trabajado con estimaciones de precipitaciones y de caudal del río de más de 60 años de antigüedad. De hecho, a poco andar, el proyecto recalculó su aporte a la matriz energética en 190 MegaWats de energía.

Aprobado como efecto de la colusión político-empresarial durante el primer gobierno de Bachelet, y fuertemente cuestionado por su efecto destructivo, el proyecto es apoyado en su financiamiento el año 2013 con la entrada del grupo Luksic. A través de su brazo minero, Antofagasta Minerals, compra el 40% de las acciones de Alto Maipo, con la condición de que el 85% de su energía se destine para la faena minera Los Pelambres en la cuarta región.

¿Por qué el grupo Luksic necesitó acceso a fuentes energéticas rápidamente? Este es el elemento central que permite mostrar el entramado político-empresarial: La apuesta de Luksic devela una necesidad estratégica del sector minero frente a un escenario de caída del precio del cobre e incertidumbre económica, que trajo como consecuencia una contracción en la inversión minera y la necesidad de ajustar los precios de producción. En su llamado “segundo tiempo”, haciendo gala de su alianza con las redes empresariales, se construye desde el 2014 la Agenda Energética, que despliega una serie de medidas que buscan aumentar la competitividad del sector minero en un escenario de crisis del precio de los commodities, fijando metas y objetivos para los próximos 30 años, asegurando el carácter rentista de la economía nacional y la primacía del sector cuprífero.

No obstante, Alto  Maipo no ha estado exento de dificultades. La salida del grupo Luksic en enero, más el retiro de Luis Felipe Cerón, ex gerente general de Aes Gener evidencian que el proyecto corre riesgos en su estructura de financiamiento. Por otro lado, durante mayo de 2017, se crea una comisión de los bancos internacionales que financian en proyecto, concluyendo en un informe de factibilidad que decidirá el si se sigue apoyando económicamente la iniciativa hidroeléctrica. Finalmente, durante junio Aes Gener canceló el contrato con la constructora Nuevo Maipo debido a que la empresa constructora informó la suspensión de la obra por motivos de seguridad y ofreció continuarla con la metodología de perforación y tronadura. AES Gener no estuvo de acuerdo, lo que precipitó la cancelación del contrato y el posterior arbitraje.

Más allá del escenario electoral, la pregunta de este año es cómo efectivamente el pueblo pasa de un período de resistencia a uno en que verdaderamente es capaz de obtener victorias. Hemos perdido casi estrepitosamente en educación, salud, trabajo, medioambiente, entre otros temas y nuestras posturas rara vez evolucionan más allá de la condena moral o el aventurerismo en cualquier nivel.

El conflicto de Alto Maipo (y Aguas Andinas) ha llegado a un curso en que es posible obtener una victoria, donde se ha transitado a los tumbos, desde la humilde experiencia por diferentes tácticas que hoy permiten visibilizar una salida positiva para nuestras pretensiones.
Es por eso que no podemos permitir que se tape, que se olvide o silencie. Tenemos el deber de mantener el campo de lucha abierto. Es un asunto de responsabilidad histórica.puente alto BN

marcha_por_el_agua

NO COMMENTS

Leave a Reply