Daniel Díaz.

“Podemos afirmar enfáticamente y sin temor alguno a equivocarnos, que la clase trabajadora chilena no tiene otra salida para resolver integral  y reivindicativamente sus innumerables problemas, que la acción directa, determinada a un cambio sustancial y total del régimen económico, político, social y cultural del país…”Clotario Blest Riffo

Al cumplirse en este mes de mayo un año más de la desaparición física de don Clota, un imprescindible en la organización y lucha de los trabajadores se hace necesario recordar parte de su herencia en los campos sindical, cultural, organizacional y político. El mérito y el legado de Clotario Blest Riffo, un luchador social, político y revolucionario que luchó hasta sus últimos días, siendo un símbolo de lucha consecuente, trasparente e incorruptible en cada momento histórico.

En concreto, la huella y legado de Clotario Blest va desde la creación de la Asociación Deportiva de Instituciones Públicas, ADIP en 1938, fundador de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF en 1943. Fundador de la CUT el 12 de febrero de 1953 y Presidente de la CUT hasta el año 1961; ferviente luchador en defensa de los derechos humanos en diferentes periodos, defensor de la Revolución Cubana – lo grafica una foto histórica junto al Che -, participó en un Congreso Latinoamericano de Juventudes; participó en la   Fundación del MIR y durante la dictadura en El Comité de Defensa de los Derechos Humanos y Sindicales (CODEHS).

En cada uno de los esfuerzos organizativos que participó e impulsó siempre pensó en la unidad de los trabajadores y en la perseverancia en la lucha.

Hay que revisar la historia de lucha los trabajadores  y el camino recorrido, para rectificar nuestros errores, valorar con un justo homenaje a los caídos y los que ya no están como Luis Emilio Recabarren y Clotario Blest. Como también valorar los esfuerzos que se hacen desde los distintos grupos por rescatar la memoria colectiva, para que reconstruir un movimiento sindical clasista que se capaz de usar la poderosa herramienta de la unidad tal como lo dijo Clotario Blest: “Soy un incansable predicador de la unidad de la clase trabajadora chilena, porque cuando la clase trabajadora chilena está unida, es invencible. Nadie se atreve contra ella.”

La actual CUT ha iniciado conversaciones con la CPC para mantener desmovilizados a los trabajadores y probablemente después otras centrales con dirección entreguista tomarán ese mismo camino. Desde que se mantiene el reformismo junto a la DC con alternancia de conducción, entre el Partido Comunista y Partido Socialista, esta organización de los trabajadores (CUT)  se ha ido a servir a los partidos y los gobiernos. Porque en esa instancia se juega los intereses de los partidos reformistas y no las políticas de los trabajadores. Es la hora de fortalecer el proceso de construcción de una Central Clasista de Trabajadores, por y  para los trabajadores-as, con la vista fija en las bases sindicales, con nuevos líderes que sean capaces de mantener la autonomía sindical y romper con las taras burguesas del consumo, individualismo y del inmovilismo.

Los trabajadores como sujeto social, no podemos permanecer indiferentes a nuestras propias realidades, de salarios miserables, de trabajos temporales, de cesantía prolongada y de otras necesidades no resueltas como una pensión digna, salud gratuita y de calidad, vivienda, trabajo digno  y todos los DDHH. Es por eso que es necesario rescatar el legado de Clotario Blest Riffo y levantar nuestro propio proyecto de sociedad incorporando al conjunto de los trabajadores.

 

NO COMMENTS

Leave a Reply