Por Gonzalo Farías

Vecinos/as de la comuna de Colina, denunciaron que La empresa Aguas Santiago Norte ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental el proyecto denominado planta de tratamiento de aguas servidas y potables, en la localidad de la Reina Norte en Colina. La acción despertó la alerta de los habitantes de la zona que acusan que el proyecto se ubicará a solo 15 metros de distancia entre la planta de tratamiento y las viviendas.

La generación de olores, los daños del sector además del devalúo de las viviendas y ruidos molestos son solo algunas de las razones por las cuales vecinos/as rechazan la medida, además de la poca comunicación con el municipio.

Es por lo anterior que la comunidad creó un movimiento ciudadano llamado “No a la Farfana de Colina” que ha liderado protestas contra la iniciativa empresarial.

Cristian Hermosilla, poblador y dirigente vecinal de la Villa Las Araucarias 3, nos comenta que como colectivo, lo que buscan, es que no se instale la planta de tratamiento de aguas servidas colindantes al proyecto inmobiliario en donde viven. Se enteraron del proceso de instalación de esta planta, cuando aun estaba en proyecto de evaluación ambiental.

La primera etapa de las casas fue entregada en noviembre del año 2016, y en diciembre del 2017 la cuarta. En marzo del presente año comenzaron con la construcción de una quinta etapa. La planta de aguas servidas está ubicada hacia el lado norte de la Villa, prácticamente al lado, de hecho, la separación que hay entre la Villa (etapa 3) y la planta son 15 metros al menos, que es el ancho que tiene la calle en este momento.

Como junta de vecinos se han reunido con Joaquín Silva, representante de la empresa de aguas servidas y Javier Vásquez, ingeniero ambiental, planteando sus inquietudes como vecinos del sector, sin embargo, sólo han sido escuchados sin dar solución a la problemática respecto a salubridad y la calidad de vida de sus familias.

Los/as pobladores/as organizados/as se han reunido con algunos Diputados que los están apoyando y un Concejal de la comuna, prestando apoyo legal. Sin embargo, no han recibido ayuda de la municipalidad. El municipio les informa que se estaban haciendo todas las gestiones necesarias por tanto no era necesaria la reunión que los/as vecinos/as solicitaban.

Entre los problemas que acarreará esta construcción se encuentra el impacto ambiental, revisado con un ingeniero en sonido quien informa como afectará a las y los vecinos los ruidos molestos de la planta y el tránsito de camiones constantes. Se mencionan también temas de salubridad que afectaran a quienes viven en los alrededores. Además, las poblaciones cercanas a la planta serán afectadas debido a la extracción de agua potable, ellos se quedarán sin agua, ya que esta planta extrae de las napas subterráneas, esto también fue levantado ante las autoridades, pero sin ninguna respuesta. Las autoridades están priorizando el desarrollo inmobiliario en el sector.

Cristian H., manifiesta que como comunidad les interesa que esta situación se conozca, han acudido a varios medios de comunicación, pero han sido ignorados, esperan que mediante este medio logren mostrar la problemática que tienen como comunidad. Las y los vecinos agrupados y las juntas de vecinos de varias localidades se encuentran luchando para evitar este proyecto. Saben que este proyecto implica que su calidad de vida sea disminuida, tener que lidiar con todos los problemas que esto les trae: los olores, los ruidos molestos, los camiones de día y noche paseándose, los mosquitos, las infecciones, entre otros.

El dirigente concluye: “Les invito a apoyar nuestra lucha y que nos vean que acá en Colina, no queremos una planta de aguas servidas, queremos mantener nuestra calidad de vida y no disminuirla, merecemos una vivienda digna y un medio ambiente limpio”.

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply