18 de diciembre, 2018

El sindicato de estibadores de Valparaíso denunció los destrozos hechos por fuerzas especiales en su sede, donde carabineros destruyó mobiliario, rompió puertas y quebró ventanas. Además denuncia la falta de voluntad política del gobierno por atender sus demandas.

De acuerdo a declaraciones del dirigente Pablo Kimpel hubo alrededor de 20 detenidos y varios heridos y respecto al atropello a 4 personas señala que carabineros prestó cobertura al vehículo que las atropelló, lo que le permitió escapar a pesar de que el lugar estaba lleno de fuerzas especiales. Además acusa responsabilidades políticas del gobierno que ha fallado en hacerse cargo de un problema social y denuncia la falta de una legislación que ponga a los privados a conversar con los trabajadores. Finalmente enfatiza que el modelo de relaciones laborales colapsó en Valparaíso y que si hay un muerto, será responsabilidad del gobierno.

Vea aquí la declaración completa.

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply