Lejos de disminuir los hechos de corrupción de la elite y menos su combate a ella, ahora se destapan casos de corrupción de jueces del poder judicial en Rancagua donde aparecen involucrados  al menos tres jueces en forma directa e indicios de vínculos de tráficos de influencias de personajes políticos e incluso de la fiscalía. Esto viene a confirmar los niveles de crisis de instituciones y personas que van desde generales de las fuerzas armadas y carabineros como el ex-jefe del ejército Fuente-Alba, el fraude de 28 mil millones de pesos en carabineros con participación directa de altos oficiales. También están las decisiones al menos sospechosas de Juan Carlos Corbeaux, lobbista farmacéutico a cargo de Cenabast, quien  ha realizado las compras por trato directo en vez de  licitaciones. Igualmente la resolución del ex – Superintendente de Salud Ignacio García-Huidobro que favorece a las Isapres (situación por la cual tuvo que renunciar).

Una “curiosa coincidencia”, es el emprendimiento personal de un negocio de vinos en Asia de Eduardo Frei, ex Mandatario democratacristiano que, a partir del 2014 cumple funciones como embajador plenipotenciario de Chile para el Asia-Pacífico, siento ratificado y mimado por Sebastián Piñera, es el puente con la DC de parte del gobierno que ha abierto puertas, especialmente, en el importante rubro de las telecomunicaciones y de su propio partido (DC) con el gobierno.

Sebastián Piñera sigue empeñado en sus contrarreformas como una forma de asegurarles aumento de sus ganancias a los empresarios y grandes grupos económicos; ya sea mediante la reducción de impuestos y/o limitando los derechos de los trabajadores. Es más, como el gobierno no cuenta  con los votos necesarios en el congreso, hace intensas gestiones para captar los votos de la DC y PR y si esto no les resulta tomar decisiones vía dictámenes como el director Nacional del Trabajo Mauricio Peñaloza quien reinterpreto las limitación del artículo 304 con un nuevo dictamen que señala “que no podrá existir negociación colectiva en las empresas o instituciones públicas o privadas cuyo presupuestos, en cualquiera de los dos últimos años calendario, hayan sido financiados en más del 50% por el estado” dejando a miles de trabajadoras/es del área social subcontratados del Estado y de universidades privadas -en principio-, sin el derecho legal a negociar sus condiciones laborales.

No podemos dejar de mencionar que los famosos “tiempos mejores” han sido todo lo contrario para sectores importantes de la población como ha sucedido con el cierre de empresas como Calzados Albano, Guante, Gacel y anteriormente Contaniners Maersk, Constructora Cial, Pastas Suazo y IANZA de Linares, afectando a importante sectores de trabajadores. En la actualidad, los más grandes empleadores de mano de obra hoy son Mc Donalds, Walmart, trabajadores de empresas subcontratistas de grandes empresas e incluso con el estado. Antes, la fábrica era el centro de la clase obrera, pero hoy encontramos a la clase trabajadora más que nada está en el sector servicios. Los trabajadores están en los Call Center, en el comercio o retail, en los subcontratistas, en los pescadores artesanales, en los trabajadores independientes y trabajadores a honorarios.

En estos momentos debemos seguir buscando los caminos para llegar a todos los trabajadores que no están organizados. Valoramos los esfuerzos existentes para reconstruir el movimiento sindical clasista y consecuente haciendo honor a parte importante de la historia de los trabajadores chilenos. Este es un camino largo y difícil que, significa  desarrollar un gran trabajo de educación y organización con la clase trabajadora, impulsar la movilización y acción directa de los trabajadores.

En esta conmemoración del 1° mayo junto con rendir un homenaje a los que han aportado y nutrirse de su ejemplo como Teresa Flores, Luis Emilio Recabarren, Clotario Blest y muchos/as más, entonces todos juntos en la acción común, fortaleciendo el proceso de construcción de la Central Clasista daremos la pelea por la nueva sociedad que queremos y como lo dijo Clotario Blest 8° aniversario de la CUT, 12 de febrero de 1962:

 “… Podemos afirmar enfáticamente y sin temor alguno a equivocarnos, que la clase trabajadora chilena no tiene otra salida para resolver integral y reivindicativamente sus innumerables problemas, que la acción directa, determinada a un cambio sustancial y total del régimen económico, político, social y cultural del país…” Clotario Blest.

NO COMMENTS

Leave a Reply