El alcalde de Santiago ha declarado su intención de cerrar el Instituto Nacional la comunidad de este liceo no sigue su política para solucionar la crisis del principal y más antiguo colegio de la República.

Ante tamaña amenaza, los firmantes, institutanos de distintas generaciones, declaramos de la manera más solemne y enérgica nuestro irrestricto apoyo al colegio que nos formó como personas y ciudadanos, inculcándonos su ethos laico, republicano y democrático. Pretender cerrar el Instituto Nacional -así sea en aras de una supuesta “refundación”- es atentar contra estos valores, al mismo tiempo que significa un ataque en regla contra la Educación Pública nacional como parte de una ofensiva desatada hace décadas contra esta institución republicana. La actual ofensiva combinada del alcalde de Santiago, de la ministra de Educación y de las fuerzas privatizadoras contra el Instituto Nacional, son sin duda, en el espíritu de sus promotores, un hito clave del asalto final contra la abandonada y despreciada educación pública.

Esta ofensiva oscurantista se produce justo en los momentos en que se desarrolla un gran movimiento del profesorado de la Educación Pública por su revalorización, a la par que un rechazo transversal a una reforma curricular promovida por el Ministerio de Educación y el Consejo Nacional de Educación que empobrecerá aún más la formación del estudiantado de la Enseñanza Media.

La defensa del Instituto Nacional es, pues, la defensa de la educación pública en su conjunto. Si cae el “primer foco de luz de la nación”, sus principios y valores, la idea de una educación laica, democrática e igualitaria, serán aplastados durante mucho tiempo.

Los problemas del Instituto Nacional deben resolverse mediante una inversión sustantiva de fondos públicos y diálogos democráticos entre los distintos componentes de la comunidad institutana y de la comunidad educacional nacional, no por medio de la represión, las medidas autoritarias o la imposición arbitraria de una autoridad ocasional.

Más de dos siglos de historia, estrechamente ligados al devenir nacional, no serán borrados por los émulos de la Reconquista colonial.

 

Santiago, 11 de julio de 2019.

 

 PRIMEROS FIRMANTES

Sergio Grez Toso, historiador, académico de la Universidad de Chile

Jaime Lorca Tobar, ingeniero comercial, director Centro de Formación Memoria y Futuro

Miguel Lawner, arquitecto, Premio Nacional de Arquitectura 2018

Miguel Núñez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2007

Patricio Jorquera Encina, Doctor en Ciencias Universidad de Chile

Alejandro Goic, director de teatro y actor de teatro, cine y televisión

Marco Antonio de la Parra Calderón, médico psiquiatra y dramaturgo

Gregory Cohen Muñoz, escritor, cineasta y profesor

Grinor Rojo, Dr. en Filosofía, especialista en literatura latinoamericana, ensayista y académico de la Universidad de Chile

Juan Carlos Cárdenas Núñez, médico veterinario, director Centro Ecocéanos

Jorge Arrate Mac Niven, abogado, economista y escritor

Marcos Roitmann Rosenmann, sociólogo, académico Universidad Complutense de Madrid, España

Francisco Peña Torres, profesor de Ciencias Políticas e Historia, académico de la Universidad Paris I La Sorbonne, Francia

León Cohen Muñoz, médico psiquiatra

Gabriel Patricio Castillo Morales, músico compositor poliinstrumentista e intérprete

Patricio Guzmán Sinkovich, economista, Magíster en Sociedad y Política Latinoamericana

Patricio Grez Marchant, ingeniero agrónomo, Magíster en Política y Gobierno

Manuel Arriagada Figueroa, ingeniero civil químico

Max Ropert Contreras, médico cirujano, Hospital San José

Moisés Scherman Filer, economista, Coordinadora Vecinal La Reina

Cristián Parada Bustamante, abogado

Rodrigo A. Salinas Ríos, médico neurólogo, Facultad de Medicina Universidad de Chile

Luis Sierra Bosch, economista

Francis Goicovich, historiador, académico de la Universidad de Chile

Jaime Campos, Director Programa Riesgo Sísmico (PRS), Departamento de Geofísica Universidad de Chile

Pablo Toro Blanco, historiador, académico de la Universidad Alberto Hurtado

Patricio Rojas Orrego, artista plástico

Bernardo E. Sèves, historiador, profesor universitario

Patricio Fuentes Ruston, ingeniero agrónomo

Patricio Wang, compositor, instrumentista, director musical

Santiago Pinochet Marín, trabajador social

Ricardo García Contreras, abogado

Hernán Monasterio Irazoque, médico psiquiatra, académico de la Universidad Pedro de Valdivia

Rodrigo Patricio Osorio Hermosilla, ingeniero agrónomo, Servicio Agrícola y Ganadero, Ministerio de Agricultura

Jorge Guzmán Chávez, escritor

Simón González Barrios, egresado de Derecho Universidad de Chile, practicante forense en consultorio jurídico Macul, Corporación Metropolitana de Asistencia Judicial

Leonardo Infante Vásquez, fotógrafo, académico de la Universidad de Chile

Francisco Pascual Cataldo, ingeniero comercial MBA

Alejandro Zambra, escritor

Hugo Calderón Merino, sociólogo, consultor

Rodrigo Araya Ayala, estudiante de educación superior

Pedro Davis Urzúa, economista

Hiram Vivanco Torres, lingüista, académico de la Universidad de Chile

Alfredo Morgado Travezán, abogado, concejal I. Municipalidad de Santiago

José Solorza Araya, ingeniero civil

Patricio Bustamante Veas, tecnólogo médico, Magíster en Oftalmología, senador universitario, académico de la Universidad de Chile

Igor Parra, palinólogo

Gonzalo Céspedes Varela, arquitecto

Willy Kracht Gajardo, profesor asociado de la Universidad de Chile

Sergio Carmona Olmedo, médico cirujano

Gonzalo Benjamín Terreros Hernández, académico del Instituto de Ciencias de la Salud, Universidad de O’Higgins

Raúl González Meyer, economista

Edgardo Pacheco Marmolejo, estudiante Medicina Universidad de O’Higgins, docente Preuniversitario CPECH

Galo Eidelstein Silber, ingeniero civil electricista

Sebastián Castillo, geólogo

Gabriel González, estudiante de Literatura, Senador Universitario Universidad de Chile

Enrique Román, economista

NO COMMENTS

Leave a Reply