por Marcelo Arce Garín
Actual presidente de la Unión Nacional de Artístas, elegido por mayoría absoluta
de votos. Este tremendo creador quién en los ochentas fue fundador de la banda
De Kiruza y también un cuequero por excelencia haciendo escuela de la mano con
Roberto Parra, desde los noventas se desempeña como solista apañado por
bandas como The Flayting Project.
Uno de los grandes objetivos en la canción latinoamericana es la denuncia.
¿Como abordas en tu acto creativo las injusticias y anomalías producto del
neoliberalismo en el cual vivimos?
Hay coyunturas históricas de cambios radicales, movilización social, política,
choque generacional, en las cuales se hace imprescindible que todos los oficios se
pongan al servicio de los cambios, de la revolución. El artista, que es un
permanente transformador, un intérprete de vivencias humanas (íntimas o
colectivas), asume una posición y su obra se transforma en herramienta de lucha.
Irremediablemente el canto denuncia también se convierte en corriente y/o género
de la música popular.
Si creo que la vocación y la impronta de la música latinoamericana es el amor. Si
tú revisas la obra de Violeta, de Victor, de Atahualpa, verás que la temática del
amor es más recurrente que la denuncia explícita.
Yo creo que son tiempos de seguir cantando al amor ininterrumpidamente. Pero
nunca dejar pasar la oportunidad de proponer, denunciar, honrar la memoria de
los que queremos y defendemos. Nuestras banderas del alma.
El objetivo del Imperialismo es achicar territorio a los movimientos
populares, anular lo colectivo e imponer el poder económico, hoy los
profesores están movilizados en un paro nacional, una ley abusiva como
aula segura sirve de excusa para reprimir a los estudiantes y el
hostigamiento al sindicato y sus dirigentes es cotidiano, entre otros. ¿Qué
herramientas crees que son necesarias para el desarrollo del movimiento
social y la conquista de los espacios que le han sido arrebatados?
Quizás no estoy preparado para responder una pregunta tan amplía. Sobre todo
tan concentrada en la contingencia política pero puedo intentar, partiendo por
explicar que las herramientas para un salto cualitativo en términos sociales,
políticos y económicos existen desde que la sociología se volvió ciencia. Ese
mérito lo tienen Marx y Engels. Yo solo puedo hablar desde el trabajo artístico
cultural que es lo que me ocupa hoy día con mayor intensidad, la necesidad
imperante de que el Estado invierta en el desarrollo de ciertas disciplinas del arte
para que se enriquezca el alma de la ciudadanía pero el Sistema de Mercado que
nos rige está siempre en una terca lucha por hacer todo lo contrario: impedir que
la cultura juegue un rol demasiado protagónico en la sociedad porque tiene temor
que las expresiones artísticas generen cuestionamientos y naturalmente que
estando regidos por un gobierno de derecha que cumple la función de cautelar los
intereses de las grandes corporaciones por sobre los de la ciudadanía es casi
lógico que exista una colusión entre estado y empresa privada para poner
mordaza a la libertad artística. Por esa misma razón la lucha por hacer que se
incrementen los proyectos culturales y que fluyan los recursos hacia las áreas
vinculadas a la cultura, las artes y el patrimonio es una tarea ardua. La Unión
Nacional de Artistas trabaja muy en serio en ese sentido: fortalecer el rol de las disciplinas artísticas a nivel país.
 Visita videos destacados:

NO COMMENTS

Leave a Reply