Por Marcelo Arce Garín

 

Con una efervescencia social que desborda rabia y organización, el pueblo sigue manifestándose en las calles de nuestro país con estado de excepción y milicos en las calles reprimiendo, asesinando y torturando como en los episodios más tristes de nuestra historia. El día 19 de octubre las estudiantes y los estudiantes se organizaron para evadir el metro capitalino en un gesto corajudo e insurrecto siendo el sendero a seguir por la masa popular logrando dejar jaque mate al gobierno y su clase política. 

Dentro de este contexto conversamos precisamente con esta banda joven oriunda de La Florida, Estupefactus integrada por: Vicente Labrín (18 años, guitarra y voz), Duam Díaz (18 años, teclado y voz), Joaquín Guerra (15 años, batería), Cristóbal Contreras (18 años, guitarra), Sebastián Valenzuela (18 años, bajo) y Darío Muñoz (20 años, violín).

Nos sentamos en la cuneta y apretamos Play:

Siendo ustedes una banda joven y activistas principales para conseguir esta noble rebelión popular. ¿Que exigen y desean para el país y como visibilizan el futuro inmediato?

Sobre todas las cosas, exigimos dignidad para las personas. Que no se les pase por encima de forma tan descarada, como lo ha hecho este gobierno, y tantos otros. También esperamos que algún día termine esta “Empresocracia” disfrazada de Democracia, donde las oportunidades y el placer solo se los llevan algunos. Aunque el cartel de la esquina nos diga lo contrario.

Pero bueno, a lo mejor ese pedazo de papel gigante, que se encuentra en cada avenida, no es más que la simple esperanza. Que rutinariamente, camina a paso rápido por las calles de la ciudad cargando en su mochila el peso de un mejor futuro. ¿Por qué no soñar con una educación y salud gratuita de calidad?. O quizás, con pensiones dignas para los adultos mayores, que tienen que gastar el poco y nada ingreso que reciben en medicamentos a precios completamente irrisorios y excesivos. Como dice la misma gente: “la esperanza es lo último que se pierde”, esperemos que no se agote, y que la lucha la acompañe.

La banda sonora personal y colectiva es cómplice y testigo de nuestros actos. ¿En que solistas y grupos ven reflejados sus ímpetus e interés?

Creo que proviene de dos personas importantísimas en la música chilena y latinoamericana: Víctor Jara y Violeta Parra. Para nosotros son el ejemplo a seguir en esta lucha. No solo por sus canciones, sino por lo que representan; la resistencia, la injusticia social, la conciencia y la consecuencia con las distintas causas.

Es increíble y triste a la vez pensar que sus canciones escritas hace más de 50 años siguen tan vigentes como el día en que se escribieron.

En días álgidos, donde el horror en manos militares nos retrotraen a los momentos más oscuros de nuestro país, que les gustaría decir a nuestro pueblo?

Nos gustaría mencionar que la mayoría de los cambios sociales a lo largo de la historia, siempre han sido posibles gracias a la misma gente que se levanta y lucha.

En este caso, con cucharas y cacerolas, con cánticos de resistencia, con juventud y desobediencia, con rabia, esperanza, transversalidad y conciencia.

Esperemos que se logren cambios sociales, y que este sea el comienzo de algo mejor. Aún estamos aguardando por esa “alegría prometida” que nunca llegó. Resta un gran camino por recorrer, y esperemos que sea por el ancho.

IMG-20191005-WA0037

 

*Estupefactus está en pleno proceso de grabación de su primer disco y tantean terreno tocando en vivo en locales, casas de la cultura y la calle. Nos dicen a viva voz y todos al unísono que no sabrían definir que estilo de música son y tampoco les importa mucho y confían en el oído atento de quien escucha.

https://www.youtube.com/watch?v=jQG4yToV7DE&list=RDjQG4yToV7DE&start_radio=1

https://www.youtube.com/watch?v=JdEd3YbgTL8&list=RDjQG4yToV7DE&index=2


Contacto- Instagram: estupefactus.banda / Facebook: estupefactus.banda

NO COMMENTS

Leave a Reply