Temuco, 14 de diciembre 2019

El pasado sábado 14 de diciembre se realizó una once y mateada solidaria en apoyo a la Brigada de Primeros Auxilios Cruz Negra, esta actividad se realizó durante la tarde en las afueras de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera, lugar en donde se efectuaron diversas actividades artísticas, musicales y teatrales.

La Brigada de Primeros Auxilios Cruz Negra de Temuco, desde que comenzó la rebelión popular el 18 de octubre, ha desarrollado una activa e importante función solidaria de atención de las y los  manifestantes heridos por la brutal represión desatada en la ciudad, especialmente en el sector de la plaza Dagoberto Godoy, lugar que se ha transformado en el epicentro de las movilizaciones y protestas que se han venido efectuando desde hace más de cincuenta días. Formada por estudiantes, funcionarios, funcionarias, profesionales, trabajadoras y trabajadores del área de la salud, ha sido literalmente puesta en la mira de las Fuerzas Especiales de Carabineros, ya que, como han denunciado sus integrantes, ha sido dura y reiteradamente reprimida, sin respetar su calidad de voluntarios ni tampoco el espacio físico en el que desempeñan su importante función.

En registros realizados por “Radio Kurruf”, que se encuentran libremente a disposición en la web, se puede acceder a distintos testimonios entregados por integrantes de la Brigada Cruz Negra que dan cuenta de la represión que han sufrido, lo que los ha llevado a denunciar este accionar frente a las autoridades regionales, sin obtener respuestas satisfactorias respecto a su seguridad e integridad física. Debido a esto mismo, a mediados de la semana pasada, el Instituto Nacional de Derechos Humanos de la Región de la Araucanía presentó un recurso de amparo a favor de integrantes de la Brigada de Primeros Auxilios Cruz Negra.

Para conocer más a fondo la situación enunciada, a continuación algunos testimonios recogidos por integrantes del medio de comunicación social denominado Radio Kurruf.

Yerko Neculpan, Interno de quinto año de Enfermería, voluntario de la Brigada Cruz Negra, al ser entrevistado  el pasado 14 noviembre, explica cómo nace  esta organización y cuáles son sus objetivos y sus principales motivaciones:

“Principalmente estamos dando una atención de primeros auxilios a aquellos que están recibiendo violencia por parte de Carabineros y están con algún tipo de lesión producto de la manifestación en sí. Nosotros estamos funcionando desde los primeros días, desde el 18 y 19 en la calle, sin ningún lugar fijo, de forma independiente, después nos fuimos agrupando a nivel de Universidad y coordinamos a nivel de las diferentes universidades. Nos fuimos poniendo un poco de acuerdo de cómo distribuirnos en base a las marchas. Después de eso tomamos este espacio que nos fue entregado por la Universidad para poder desempeñar la labor de Primeros Auxilios. Lo que sucede es que el interés mutuo es ayudar y bajo esa premisa nos estamos organizando en diferentes tipos de equipos. Tenemos las personas que salen a ayudar a las personas que están en la calle para poder parar heridos, a poder parar personas caídas, traerlas para acá, en el sentido en la situación en la que estamos, en la que técnicamente, como menciona la gente, parece un campo de guerra (…) De momento estamos prestando un servicio a la comunidad. Nosotros no recibimos ningún tipo de incentivo económico, de hecho nosotros invertimos económicamente para poder montar el espacio inicialmente y han llegado donaciones de las personas, particulares, gente que simplemente quiere apoyar, que se está dando cuenta que lo que estamos haciendo es una ayuda desinteresada que va directamente a las personas que están en una situación de vulnerabilidad, que son las personas heridas.

Una persona cuando está herida pasa a ser una persona enferma, y es una persona que requiere una atención, y esa persona busca ayuda, y eso es lo que queremos ser, ser el lugar que pueda brindar esa ayuda.”

Respecto de la represión observada en la ciudad de Temuco y en el sector de la Facultad de Medicina de la UFRO, en donde se encuentran funcionando la Brigada Cruz Negra, agregó que:

“Es desmesurado lo que está aconteciendo. Carabineros se ha apostado en el exterior de la Universidad. De hecho ya desde la semana pasada hemos tenido ingreso a la Universidad con detenciones de miembros de la Facultad y de la Brigada, como también disparos hacia adentro. De hecho hace menos de una hora tuvimos disparos de lacrimógenas y perdigones hacia dentro de la Facultad “

Para dar a conocer esta  grave situación y exigir una solución por parte de las autoridades pertinentes, integrantes de la Brigada Cruz Negra se reunieron el pasado 18 de noviembre con el Intendente Regional. En los registros efectuados por Radio Kurruf, Cristian Soto, integrante de dicha organización popular, expresó:

“Nosotros venimos hoy día con tres puntos claros para poder discutir. Primero es la exigencia de que deje Carabineros de entrar a nuestra Facultad, deje de dispararnos balines, de tirarnos lacrimógenas hacia adentro, que deje de cercarnos y que deje de tirarnos agua hacia adentro y deje de tomar detenidos dentro de la Facultad, que es lo que ha pasado. Además de eso, el poder garantizarnos nuestra seguridad afuera, que nos dejen de lanzar los mismos elementos de disuasión contra nosotros y que nos dejen de tomar detenidos afuera.”

Por su parte, Leonor Olate, también voluntaria e integrante de la organización, agregó:

“Hoy día aceptamos una conversación con el Gobierno Regional como una medida extrema, en el sentido de que nos sentimos sumamente desprotegidos como Brigada de Salud. Estamos preocupados por el bienestar de nuestros compañeros, de nuestras compañeras que han sido agredidas por Carabineros en momentos de atención. También hay civiles que están siguiendo a varios de ellos en momentos que se van a sus casas. Además de todo esto han tomado detenidas a personas, han lanzado proyectiles al interior de nuestra Facultad. Tenemos cientos de proyectiles, cientos de lacrimógenas que han sido lanzadas en momentos álgidos. Además venimos a plantear nuestra preocupación no solo por la Brigada, sino por el bienestar de la población en general (…) Nos vamos con una conclusión totalmente negativa en torno a la reunión que tuvimos aquí en la Intendencia. A pesar de la disposición al diálogo, la respuesta ha sido la misma que hemos escuchado del gobierno central y no hay ninguna garantía para ninguno de nosotros ni para nadie de la población de acá de la región, de seguirnos manifestando con seguridad, seguir brindando salud con seguridad, de seguir vivos, de que no nos torturen, de que no nos persigan, de que no nos asesinen…”

En un Comunicado Público frente a nuevos hechos de violencia, que fue entregado a la opinión pública el lunes 2 de diciembre en las afueras de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera, el que fue leído por Soraya Sanzana Jara, Enfermera, funcionaria del Hospital Regional de Temuco y voluntaria de la Brigada Cruz Negra, se expone lo siguiente:

“(…) Durante toda la semana anterior y como ha sido tónica el último tiempo, Carabineros de Chile ha hostigado y agredido duramente a la Brigada de Primeros Auxilios UFRO Cruz Negra, a través de agresiones físicas y sicológicas. El hecho más grave tuvo lugar el 29 de noviembre, donde Fuerzas Especiales golpeó, sin motivo ni provocación, a un grupo de Brigadistas que se encontraban al interior del estacionamiento del Hospital Hernán Henríquez Aravena de Temuco, lugar que dicho sea de paso cuenta con un recurso de amparo vigente el cual prohíbe el ingreso de Carabineros (…) Estos graves hechos se suman a las golpizas anteriores sufridas por Brigadistas y a la constante represión ejercida en el lugar de atención de la Cruz Negra, la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera(…) A diario son arrojadas hacia el interior gran cantidad de bombas lacrimógenas, una de las cuales impactó en el rostro de un voluntario estando dentro de la Facultad, y elementos disuasivos, como lo son los gases lacrimógenos y agua con distintas sustancias las cuales son desconocidas. Cabe destacar que la Facultad ha sido sitiada tardes enteras, impidiendo el libre tránsito de  Brigadistas, heridos o funcionarios , obligando a tomar medidas como el uso de escudos, máscaras antigases, antiparras y otros elementos dentro del recinto, situación que no debería tener lugar en un lugar con un recurso de amparo vigente, el cual no ha sido respetado. Sumado a lo anterior denunciamos el seguimiento de algunos de nuestros miembros a sus respectivos domicilios, lugares de prácticas clínicas y trabajos, donde incluso se ha preguntado por ellos…”

Como podemos observar, esta organización popular , que también forma parte de la primera línea de la rebelión en curso, nació en forma espontánea al calor de la lucha cotidiana, como un mecanismo de autodefensa destinado a entregar los primeros auxilios a las personas lesionadas, dando muestras concretas de la creatividad y de la capacidad que tiene el pueblo movilizado para generar sus propios y necesarios instrumentos que le permitan continuar adelante con su decidida lucha por la libertad, la justicia social y la vida digna.

Guillermo Correa Camiroaga, Temuco 14 de diciembre 2019

 

NO COMMENTS

Leave a Reply