Por Marcelo Arce Garín

Hoy llora el Chena anunciándonos la partida de Laurisa Rosales, madre de Jenny Barra Rosales. Estudiante de enfermería, militante del MIR y detenida por la dictadura cívica y militar.

La intuición materna develó que a su hija la perseguían los milicos y desde esa última desaparición forzosa (fue detenida 2 veces) comienza una historia llena de coraje, tristeza, valentía  y persistencia logrando aunarse junto a otras mujeres imprescindibles para iniciar la Agrupación de Detenidas y Detenidos Desaparecidos y el Conjunto Folclórico. Recibieron muchos portazos en sus narices, mentiras, tergiversaciones y blasfemias sobre lo sucedido con sus familiares.

Laurisa Rosales nunca abandonó la lucha por encontrar a su hija mediante recursos de amparo, tomas de calles, fotos en la solapa, rabia, llanto y dolor en cada arruga de su frente. El año 2011 el SML llama a la familia Barra Rosales comunicándoles que habían encontrados restos óseos en Cuesta Barriga bajo el marco de lo que fue la operación “Retiro de Televisores” que pertenecerían a “Pepona” como le llamaban sus compañeras del Liceo. Perspicaz y aguda, Laurisa recibió la noticia y agregó: “Busqué a mi hija durante 35 años… Ahora sé que me la mataron”.

El día sábado 10 de noviembre del 2012 despedimos en un emotivo funeral a Jenny, la pequeña urna fue testigo de la pena, el sol brillaba tenue iluminando pancartas y claveles rojos. Ni perdón Ni olvido denunciaba un lienzo y nuestra viejita luchadora nos decía :

“Así como mataron a mi hija, hay muchas mujeres que desaparecieron y deben aparecer igual que la mía, Por eso que aquí no termino yo, no terminamos nosotros, porque es una obligación seguir luchando por la verdad, la justicia y el castigo a estos canallas asesinos” 

“Mi hija era muy estudiosa, tenía 23 años. Estudió en el Liceo de Niñas de San Bernardo. Con un grupo de amigas salían a rayar las murallas. La directora las denunció y los milicos las tomaron presas. Ingresó al MIR porque siempre estuvo muy cerca de ese partido. En el liceo ya participaba en el FER. Hacía trabajo en poblaciones, tenía inquietudes sociales, le gustaba. Le dije que se fuera del país, no me hizo caso. En ese tiempo yo no sabía de política. Hoy siento alivio pero también amargura y rabia… ¡Tanto que he llorado a esta niñita! Ya no tengo lágrimas que llorar. Se la llevaron y asesinaron nada más que por sus ideas”.

IMG_9190

IMG_9191

Partió Laurisa Rosales, mujer valiente. Recuerdo cuando fui a su hogar en la calle Industria 1675 de San Bernardo en busca de una fotografía de la Jenny el año 2006 para un video (que realizábamos junto al artista local Marcelo Mallea) y su generosidad y coraje me deslumbró, amaba a los jóvenes, tal vez era la proyección de la hija que le arrebató la dictadura.

Cuando hablabas cantaban los pájaros y la rabia se convertía en ternura. Afortunado de conocer tu templanza y valentía, ahora vas al encuentro eterno con tu hija, cierro mis ojos e imagino ese abrazo lleno de amor y entereza.

Descansa amada Laurisa, que la tierra te sea leve y el tranco al encuentro con Jenny sea lo más breve posible.

Honor y Gloria.

lunes 06 de abril del 2020

https://m.youtube.com/watch?v=z3xxZRGllmA

https://m.youtube.com/watch?v=NeRC1IaUnZA

Videos y fotografia
Créditos: Prensa Opal / Fahrenheit 

NO COMMENTS

Leave a Reply