Por Daniel Díaz

(Edición de mayo 2020)

Entrevista al Dr. Pedro Alejandro Yáñez Alvarado, médico cirujano egresado de la Universidad de Chile el año 1985, especialista en salud pública, con estudios de postgrado en la Universidad del Chile y de Granada España. Ex director del servicio de Salud Sur Oriente y ex-jefe de división de atención primaria del MINSAL.

¿De qué se trata esta crisis sanitaria? 

Lo primero que hay que decir es que se trata de una pandemia, es decir, una enfermedad infecciosa que se da en todo el mundo, a diferencia de una epidemia que puede ser en territorios aislados. Por ejemplo, en Chile, Bolivia y Perú tuvimos una epidemia de cólera en los años 90. Esto es mundial. 

Es una enfermedad viral, producida por un tipo de virus que se conoce desde hace muchos años, pero que ha mutado y se ha hecho muy contagioso para el ser humano. El Virus ingresa a la vía respiratoria se multiplica dentro de las células del organismo y puede causar diferentes daños a nivel pulmonar. Hay muchas cosas que no se saben aún, pues es una enfermedad nueva. No se sabe con exactitud cómo ataca a nivel pulmonar, ni si sabe si produce daño a otros niveles, tampoco se tiene un tratamiento efectivo. La única solución que se vislumbra es que se tenga una vacuna y eso puede esperar unos dos años. 

Los problemas son varios: 

 Tiene alta letalidad, es decir, de las personas infectadas muchas fallecen. En Chile ese porcentaje es del 1,3% en estos momentos, o sea, de cada 1000 personas infectadas, mueren 13.  

– Lo segundo, es que es altamente contagioso (por las gotitas de saliva que expelen las/os contagiadas/os y enfermas/os). 

– En un alto porcentaje las personas requieren hospitalización en unidades especializadas y requieren de ventilación mecánica. En Chile, entorno al 3% de las/os enfermas/os han requerido de un ventilador; si hay 10.000 enfermas/os cerca de 300 han requerido de cama crítica, y el problema es que esas camas se requieren para otras/os pacientes, por lo que podría llegar a producirse un déficit de estas camas. 

¿El sistema de salud chilena está preparado para enfrentar esta epidemia?  

Ningún sistema de salud estaba preparado. Ya se ha visto lo que ha pasado en Italia o España, países con sistemas de salud universal. 

Lo bueno ha sido quecomo esto se dio con dos meses de anticipación en Europa, se han podido tomar medidas. En Europa la medida de quédate en casa fue tardía, aquí la población la asumió voluntariamente desde los primeros días. Los equipos de salud de los centros de atención primaria se han reorganizado para dar respuesta y atender a las/os sospechosas/os, para orientar a la población. Hasta ahora las camas hospitalarias están alcanzando, pero no se sabe lo que pueda pasar en las próximas semanas.  

Una medida que demostró también los énfasis de este gobierno fue el arriendo de Espacio Riesco como lugar para hospitalizar pacientes. Quedó allí muy claro que había una preocupación más por la “oportunidad de negocio que por la salud de las personas, puesto que lugares para hospitalizar pacientes hay, sin necesidad de recurrir a arrendar un espacio como el centro de eventos.  

Tal vez lo más crítico ha sido que las primeras semanas las/os funcionarias/os no contaron con las medidas de protección personal requeridas, pero ahora por iniciativas locales están en vías de solución. 

Lo otro, es que se ha centrado la lucha contra la enfermedad exclusivamente en el nivel hospitalario, en circunstancias que lo que se hace en los establecimientos de atención primaria es tanto y más importante en esa pandemia. 

¿El gobierno está enfrentando adecuadamente esta crisis sanitaria? 

Es una pandemia nunca vista este siglo, el rol de la autoridad es complicado. La medida de quédate en casa fue más de las redes sociales que del gobierno y la declaración de cuarentena se hizo en forma tardía y bajo presión de la mesa social. Pareciera que el gobierno ha puesto reiteradamente en la balanza la mantención de la economía con las medidas para salvar vidas y, por supuesto, eso desde el punto de vista ético es discutible. Se ve el interés en protección de lo económico. 

¿Por qué se ve un clima de descoordinación entre autoridades de salud, colegio médico, municipios y trabajadoras/es de salud?  

Se trata de un gobierno con escaso reconocimiento de la población, casi nulo, con poca credibilidad, que no se ha puesto en favor de la población, ahí las disputas con los gremios y con alcaldes. 

¿Qué recomendaciones entregarías a la población? 

La población debe cuidarse, mantener las medidas de aislamiento social, utilizar medidas de protección si se sale a la vía pública (mascarilla). La población debe acompañar, debe preocuparse por las personas solas, las/os que no pueden hacer sus compras, debe organizarse si hay problemas económicos en las/os vecinas/os, ya sabemos lo importantes que fueron las ollas comunes en algunos días. 

NO COMMENTS

Leave a Reply