ESPACIO MEMORIAL: Creado por familiares y amigos para recordar a Abel en uno de los lugares que solía disfrutar desde que era pequeño hasta el final de sus días. Muralista: Ángel Crea Ideas.

Por Yareta González

 La asamblea de Villa Los Héroes tiene la iniciativa de cambiar el nombre del emblemático Parque Tres poniente por Parque Abel Acuña, idea que llena de emoción a amigos y familiares como forma de mantenerlo presente en la memoria colectiva, y no olvidar que carabineros tuvo responsabilidad en su muerte.

Pronto a cumplirse un año desde que el malestar social reventó en el país dando inicio al Estallido Social de octubre, es importante recordar a las víctimas que ha dejado la violencia policial en su sistemática represión perpetrada por agentes del Estado.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH contabiliza a 459 personas con pérdidas oculares debido a disparos efectuados por carabineros y 34 víctimas fatales en el contexto del movimiento social, entre quienes se encuentra Abel Acuña, maipucino que perdió su vida el 15 de noviembre de 2019 durante las manifestaciones que se llevaban a cabo en Plaza Dignidad.

Era el tercer viernes consecutivo que Abel asistía a manifestarse, pero esta vez un paro cardiorespiratorio y el violento actuar de carabineros no permitieron que volviera a casa donde sus cercanos lo esperaban.

Una ambulancia llegó hasta el lugar para asistirlo, pero la policía disparó balines incluso al personal médico y lanzó gases lacrimógenos, lo que dificultó la inmediata atención.

Entre lágrimas y risas este técnico en laboratorio clínico es recordado por sus vecinos. Sentados frente al mural realizado en su memoria, en la plaza que solía jugar junto a sus primos y amigos en su niñez, es ahora el lugar en el cual se reúnen para conmemorarlo.

Es una tarde soleada de invierno, la conversación entre Javier, su primo y Ángelo un amigo de infancia traen a flote sentimientos encontrados.

Es triste perder un ser querido, aunque más fuerte es este sentimiento de saber que las cosas pudiesen haber sido muy distintas.

La clara intervención de carabineros en el procedimiento médico que se intentó llevar a cabo en Plaza Dignidad, acrecienta el malestar sentido hacía esta institución.

Relatos y registros audiovisuales dejan en evidencia la desatada y violenta represión por la institución. Ambos describen su molestia ante este nefasto organismo, el que paradójicamente posee la misión de proteger a la ciudadanía, aunque debido a su violento actuar han dejado en claro que, su misión de “resguardar” no se lleva a cabo. Por el contrario, su violento actuar evidencia que no es una institución de fiar, y que lamentablemente la falta de responsabilidad en sus acciones refuerza este sentir entre gran parte de la población. Entonces ¿a quién acudimos cuando la institución que debe protegernos es la que nos asesina y/o mutila? Es la interrogante a la que no se encuentra respuesta. Ellos representan la ley, pero pareciera que la ley no los toca.

Luego de lo ocurrido con Abel, el sentimiento de rabia hacia carabineros ha aumentado. Su primo nos comenta que para su familia esta pérdida los ha dejado destrozados. Son una familia que vive unida, tanto sentimentalmente como en cercanía. Su grupo familiar está establecido cerca del mismo sector en el que el memorial ha sido pintado.

Javier cuenta que su primo es el primer cercano en fallecer: “En mi familia incluso mis abuelos siguen vivos, Abel fue nuestra primera pérdida familiar y lo más triste es que no fue por causas naturales”.

Su alegría será recordada, y sus ganas de surgir en la vida han dejado huella en la gente que lo conoció. Ángelo recuerda como su amigo fue la persona que lo motivó a estudiar, y con sus palabras de aliento logró que su amigo hoy sea un profesional.

 

 

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply