Por Pablo Ramírez. 

El 5 de octubre de 1974 cae en combate Miguel Enríquez, secretario general del MIR. Este golpe significó un fuerte remezón a los planes de la reorganización del MIR.  En este aniversario de su muerte quisiéramos destacar algunos de sus aportes que incluso hoy cobran vigencia. Por ejemplo, la insistencia en la unidad de los revolucionarios manifestando este concepto en trabajar junto en lo que nos une y discutir fraternalmente nuestras diferencias. Otro aspecto interesante fue la insistencia en combinar las diversas formas de lucha.  Qué decir de la insistencia que ponía en la necesidad de construir sin dogmas, tanto en el plano organizativo como en sectores sociales.

Le gustaba polemizar e incluso con personas de otros pensamientos. Era muy documentado para tratar los diversos temas y se preparaba para ello y un punto que siempre llamaba la atención de su pensamiento era que habitualmente hacía la bajada de lo concreto con la perspectiva mas global y de largo plazo.

NO COMMENTS

Leave a Reply