Por Federación nacional de trabajadoras/es del área social- FENTTAS

Tenemos que partir estas líneas saludando octubre que desde el 2019 y para siempre quedara en la historia del pueblo que lucha y se organiza como una fecha llena de esperanza por el porvenir. El pueblo fue claro y dijo No más. Saludamos a los miles de trabajadores, pobladores y estudiantes y todas las organizaciones que a pesar de las dificultades de una pandemia no han descasado  por mantener el mensaje. El pueblo ha tenido que utilizar todas las herramientas necesarias para continuar con la reflexión y el despertar. No olvidamos a nuestros compañeros que están encarcelados y los  que hoy son víctimas de la persecución por parte del estado y la justicia por ser parte de la primera línea del pueblo.

La clase política ha intentado conducir y reducir el movimiento social  criminalizando la manifestación y distrayendo la atención por medio de campaña del terror con el tema económico.  El descontento social, la injusticia y la feroz implementación de un modelo capitalista que solo ha permitido tener vitrinas con bienes materiales, pero que nos ha dejado sin derechos sociales son la motivación para mantener la lucha por parte de las organizaciones populares. Las aspiraciones del poder político y el gobierno de conducir  el conflicto por medio de un plebiscito constituyente  como una forma de bloquear el trabajo de las organizaciones populares y su rol en este movimiento social han sido infructífero, las organizaciones le responden con miles de ollas comunes que han permitido darle respuesta al hambre en tiempos de pandemia. Herramientas como el comprando conjuntos, la autogestión y solidaridad son la tónica en las poblaciones en todo el país.

Como federación (FENTTAS) sin duda han sido momentos de muchos aprendizajes en estos cuatros años de funcionamiento, hemos recogidos varios aprendizajes que nos han permitido continuar con la tarea de constituir sindicatos en el área social entendiendo al sindicalismo como una herramienta de defensa y de construcción de poder desde las y los trabajadores  que nos permite interpelar desde el mundo laboral a los  patrones que bajo el títulos de la “sociedad civil organizada” han formado empresas como ONG y fundaciones que aplican política pública para distintos ministerios del Estados. Las condiciones de precariedad laboral son la principal motivación para promover el sindicalismo para nosotros y como esta establecido en nuestra declaración de principios creemos y practicamos la unidad con todos los que luchan para poder derribar el modelo de explotación imperante donde el Estado es uno de sus máximos promotores. Como trabajadores/as del área social que ejecutamos política pública dirigida a los sectores más pobres de muestro pueblo, nos parece que es inconcebible que el Estado sea el primero en vulnerar derechos, tercerizando la implementación de esas políticas por medio de empresas privadas que por muchos años se han servido del Estado y del pueblo pobre.

Desde la federación tenemos una tarea que no está al margen de fracasos, al tomar al sindicato como herramienta de lucha hemos tenido que cargar con su historia lo bueno y lo malo. Es así como una parte de la base ha entendido la sindicalización solo como un mecanismo reivindicativo desde lo económico, esto sin duda  ha sido más fuerte que el análisis político y crítico del sistema capitalista, esto nos desafía a trabajar más en el debate y procesos de reflexión con nuestras bases sindicales. No estamos lejos de lo que hoy les pasa a las organizaciones sindicales que después de la dictadura y con código del trabajo, nos amarra como camisa de fuerza y ha dejado a los sindicatos encerrados en las cuatro paredes de la empresa. Por el contrario, nuestro desafío es poder convocar a nuestros compañeros y compañeras a pensar una nueva sociedad donde lo económico tenga un objetivo más allá del éxito material, donde lo más importante sea el buen vivir y para eso se necesita que las y los compañeros estén discutiendo en las asambleas no sólo el aumento de sueldo. El pueblo organizado y no organizado nos mostró un camino, el 18 de 0ctubre y como trabajadores organizados tenemos que sumarnos a trabajar junto a los pobladores y estudiantes. Es tarea de todas las organizaciones sindicales trabajar por la unidad de las y los trabajadores en una solo organización que nos permita tener la posibilidad de ser un golpe más al sistema económico y a la clase política.

Por la construcción del sindicalismo combativo

Libertad a todos los presos por luchar

A multiplicar las organizaciones del pueblo

Arriba los y las que luchan

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply