Por Central Clasista de Trabajadores

Como de costumbre, los sectores organizados declarados abiertamente clasistas, el 1° de mayo del 2019, ahora convocados por la Central Clasista, se reúnen en una gran marcha, para conmemorar en esta fecha a los Mártires de Chicago y levantar las reivindicaciones de la clase. Dicho acto se denominó 1° de mayo clasista y combativo. Sin embargo, no imaginábamos lo que vendría meses después.

El 18 de octubre de 2019, fuimos testigos y partícipes de una revuelta popular sin precedentes, que canalizó las múltiples movilizaciones y micro luchas que las precedieron. Día a día la población hacía suyo el lema de “Chile despertó”. La clase trabajadora y el pueblo se levantó, se tomó las calles, la solidaridad, la memoria y la cultura popular, de allí a los meses venideros sin descanso, el país se llenaba de expresiones de rebeldía, era, es, una lucha justa y necesaria: por derechos sociales, laborales y económicos, por dignidad, fin del patriarcado, la equidad de los géneros y respeto por las personas y derechos de la comunidad LGTBIQ. Se multiplican también las acciones por la defensa de los recursos naturales y la autodeterminación del pueblo mapuche, fueron meses de intensas luchas que cobro vidas, tortura y prisión para luchadoras/es sociales, muchas/os de las/os cuales aún se mantienen presas/os, algo inaceptable.

Hoy nos encontramos enfrentando una pandemia mundial, que ha puesto en evidencia, aún más, aquello que se desnudó desde aquel octubre. Se mostró la brutalidad del capitalismo y de quienes detentan el poder, ellas/os hacen todos los esfuerzos posibles por salvaguardar la economía aun asumiendo el sacrificio de vidas. Y es que las vidas siempre las ha puesto el pueblo trabajador, aquellos hombres y mujeres que deben trabajar para subsistir, y que un día menos de trabajo es un día menos de comida.

La crisis sanitaria ha venido a profundizar y agudizar una crisis capitalista que se viene arrastrando de hace varios años y, nuevamente, la patronal ha hecho que la pague la clase trabajadora. Abusando y fomentando el miedo por el riesgo de perder la vida, nos han impuesto una serie de legislaciones que vienen a precarizar el trabajo, quita derechos y hace pagar los costos económicos de la crisis. La ley del teletrabajo, la nueva ley maldita, o “ley de protección al empleo” como le han llamado, son todas medidas que no sólo precarizan la vida y el trabajo, sino también atentan directamente contra la organización sindical.

El gobierno empresarial ha reimpulsado lo que originalmente era el plan de gobierno de una derecha continuista de las medidas concertacionistas, ambas defendiendo los intereses de las/os ricas/os. Medidas que fueron denunciadas y en parte frenadas a costa de la lucha, organización, sangre y cárcel aportada por el pueblo desde el alzamiento de octubre.

No debemos abandonar la organización y la lucha, por el contrario, hay que profundizarla y extenderla. Nos quieren calladas/os, encerradas/os y desmovilizadas/os, no podemos hacerles ese favor, debemos aumentar los niveles organización y mantenerla viva, articulando los sectores en lucha como una tarea fundamental. Una elección o votación más o menos, no hará los cambios profundos que el país necesita, tampoco lo hará una protesta más o una menos, sino que estos se lograrán creando instrumentos necesarios para lograr los objetivos que el pueblo y las/os trabajadoras/es se hayan planteado en un pliego del pueblo, el cual debe contener el término del actual Código Laboral, además, caminar hacia un programa del conjunto de la clase, que se transforme en una hoja de ruta decididamente anticapitalista y antipatriarcal.

Vivimos tiempos de crisis, y la clase trabajadora deberá tomar decisiones de gran relevancia para el curso de la historia ¿Queremos seguir aguantando la barbarie capitalista?, o ¿queremos recuperar lo que es nuestro y construir una sociedad libre de explotación del hombre por el hombre y la opresión?

Anhelamos, buscamos y trabajamos por una sociedad en donde seamos todos y todas, socialmente iguales y totalmente libres.

NO COMMENTS

Leave a Reply