por Marcelo Arce Garín

Finalizaban los noventas y comienza su trabajo musical la banda Solteronas en Escabeche en los patios del “Peda”. Formada por Doctor Pez (guitarra y voz), Mimo Rapaz (bajo) y Ulra Díaz (batería), a la fecha tienen cuatro discos editados: “Pan Duro” (2003), “Puro Circo Vol. I y II” (2010) y “Lenguaje y Comunicación” (2019).

Otra vez te vine a ver/y fue para quedarme/con la madre y el cielo azul. /Azules mis labios, /fríos los ojos. / ¿Qué se pudo hacer?/¿Qué se pudo hacer?/¿Qué se pudo hacer? nos susurran en “Lemun” y se despercuden con audacia el encierro pandémico tocando en la plaza de la Villa Olímpica el 31 de octubre del 2020, exigiendo la libertad de todxs lxs presxs políticxs de la revuelta. Con ustedes Solteronas en Escabeche.
Su trabajo es coherente a la realidad, prudente, riguroso, experimental en sonidos y rico en ritmos. ¿Hacia dónde apuntan sus inquietudes la banda hoy?

MimoTodas esas cualidades que mencionas, son partes de un “todo”, indisoluble. Creo que continuaremos ese camino, enfatizando a veces unas u otras. 

UlraPucha, si tú encuentras eso, bien, es tu percepción, pero creo que hay algo de todo eso que dices.  Nunca se sabe a ciencia cierta qué piensan o sienten los y las interpelados por una obra tal o cual, eso es muy hermoso, pa´ bien y pa´ mal. Musicalmente creo que apuntamos a seguir indagando y profundizando en las ideas expuestas desde el primer disco. Tal vez, explorar más en el sonido mismo, que se yo, dejar el texto hablado, nunca se sabe. Hemos conversado eso si, democratizar aún más la composición. Lo que si sabemos, y nos tiene tranquilos, es que a la hora de hacer taller, las ideas fluyen de alguna manera y obra nueva siempre sale. Por otro lado, queremos explorar también vivir la democracia directa a través del proyecto de sello colaborativo donde decidimos participar (Persea Sello), puede que surjan bonitas exploraciones por ahí.  Eso nos falta para ser aún más coherentes (risas).

DocDe todas formas, no podemos eludir temas que nos inquietan como la impunidad o los discursos de odio. No sabemos muy bien cómo abordar esas cosas así es que estamos constantemente conversándolas y amasándolas en músicas y textos. Hoy a nivel latinoamericano ha aumentado ese interés artístico por comunicar reflexiones sociales. Nosotros vemos en la asociatividad entre proyectos artísticos, y de toda índole en realidad, la posibilidad de ir más allá de la reflexión y construir propuestas de trabajo igualitario. El problema es qué es lo que entendemos por igualitario.

Desde sus inicios, aproximadamente a mediados de los noventa su interés por tocar en diversos territorios (poblaciones, universidades, mitines, etc) estuvo presente y conociendo sus estudios de pedagogía. ¿Cómo visibilizan el rol de la música en la transformación de una sociedad?

MimoCreo que desde el hacer o compartir estamos generando un poco, un tipo de conciencia, nunca conformista, siempre explorando, creo que ese es el mensaje que deja la música que hacemos, y espero que transforme o cuestione al auditor, en su manera de hacer las cosas.

Ulra: ¿Como transformación hacia un punto determinado? cero rol, eso es imposible. Es un tema muy complejo. Antes de antes, la música tenía un rol bien definido, hoy no. Hay música para lo que se te ocurra.

DocNo sólo la música, cualquier proyecto artístico puede contribuir a desdibujar esta sociedad basada en la idea de que todo es transable, en la medida en que sus cultores visibilicen otras formas de hacer arte, como una práctica comunitaria, poniendo el foco no en la obra sino en el proceso, no en el arte como propiedad del autor sino como experiencia compartida.

El 18 de octubre pasado se cumplió un año de la revuelta popular que le ha provocado al pueblo muertes, torturas, traumas oculares, represión y una gran cantidad de presxs politicxs. La rabia se tomó la calle. ¿Qué pasos debemos continuar realizando, sabiendo que vivimos un proceso que nadie sabe cómo terminará?

MimoYa que despertamos, nunca dormirse: “el mal no descansa”. Hay que mantenerse despiertos y vigilantes, queda mucho camino, pero lo importante es el proceso, el vivir las experiencias del cambio y ser partícipe de esto.

UlraNo lo tengo muy claro, igual tu pregunta es cuática porque quién es uno… pero a buenas y a primeras, lo ideal de los ideales es que surja mucha organización autodeterminada que pueda influir en algún momento de la historia (ojalá muy pronto) en los lugares donde se pelean las decisiones. Me da la impresión que la expresión callejera no hay que soltarla en el sentido de forma estética/desobediente para decir cosas al status quo y oigan y no puedan seguir haciéndose los weones. Ojalá se vayan volviendo más concretas, pero sé que eso es muy difícil. 

Doc: Entender la política como espacio lúdico también. Que la creación y la educación están en nuestras propias manos. Que la Cultura no es una institución. Que los territorios simbólicos existen también y quienes cohabitamos uno podemos definir nuestras propias políticas públicas que vayan a friccionarse con las del Estado. Basta de calentarse la cabeza por la ineptitud de los ministros. Hay que ser el camino.

Después del triunfo del Apruebo en el plebiscito del 25 de octubre con una holgada mayoría comienzan a aparecer los lobos con piel de oveja postulándose como constituyentes. ¿Cómo debemos reaccionar ante los aprovechadores, qué camino deben continuar los territorios?

Mimo: Los territorios deben crear su propia conciencia de participación, adueñarse de sus fortalezas, continuar la movilización y la comunidad, creo que eso debe ser el futuro. Si volvemos al individualismo perdemos fuerza, y crecerá el poder de las élites, ellos están perdiendo su poder, no pueden tomar ni un respiro.

Ulra: De nuevo ese tipo de preguntas que ponen en aprietos, porque quién es uno.  Lo único que puedo decir es que los territorios deben hacer lo posible por visibilizarse lo más posible dentro de la arena política.

DocAprovechadorxs seguirán existiendo siempre. Hay que fortalecer los vínculos entre las Asambleas. Está rudo construir puentes de confianza política en una sociedad que disloca el ego y lo pone a bailar sobre cada mesa. Hemos perdido mucho tiempo y práctica en la empatía necesaria para construir proyecto grande. Pero hay que insistir, desde cada oficio y lugar en el que nos encontremos.

Este año el Sindicato Independiente Musical Metropolitano (SIMM) presidido por Doctor Pez cumple un año, nos pueden contar cuáles son sus petitorios y cómo ven el rol de los sindicatos como herramienta para alcanzar tratos justos hacia lxs trabajadorxs.

Doc: Estamos ante un cambio de era brutal donde todo parece tener doble filo. La deconstrucción, la reinvención, la autogestión. La verdad es que el SIMM surge para tener una herramienta legal con la cual detonar política cultural pública desde las bases. Pero en este año inusual, el desarrollo de nuestros planes se nos fue un poco al carajo y en vez de usar la herramienta sentimos que ella nos ha usado a nosotrxs, en el sentido de que hemos desembocado en diálogos y compromisos formales muy a favor de la institucionalidad cultural, de su mejora, y nos encontramos en medio de organizaciones culturales que se movilizan en torno a temas de poder y presupuestos fiscales. La emergencia COVID ha puesto estos temas en la agenda y ha puesto al Estado en un sitial donde el SIMM pondría a las organizaciones populares.

La figura sindical hasta hace un año atrás no era muy bien vista por lxs músicxs, sobretodo lxs más jóvenes. Después del 18-O, cambió la cosa. En muchos territorios del país surgieron organizaciones informales a las que les hizo sentido llamarse “Trabajadorxs de la Música”, “Trabajadorxs de las Artes”. Como sea, lo esperable sería ver a esas organizaciones avanzar en lineamientos conjuntos pero los petitorios no han logrado dialogar, pese a la fiebre de Zoom que vivimos este año, y ocurre más o menos lo mismo que en otros ámbitos como las Asambleas: no se divisa proyecto común.

“Lenguaje y Comunicación”, su cuarto disco, al hueso y sin adornos y que esperamos durante nueve años fue lanzado el año pasado. ¿cómo se viene el futuro para la banda, no obviando los raros tiempos que vivimos, que desean para el pueblo?

MimoSolteronas siempre está presente, y como todo muchas veces pierde fuerza, no es tan intenso, es energía, es onda, es la rueda de la fortuna, a veces arriba, a veces abajo, pero ahí está. Para el pueblo, dignidad.

UlraHay ideas concretas, en el sentido de nuevas publicaciones, pero de material antiguo. Sobre lo nuevo, lo único que puedo decirte es que nos pican las patas por volver al taller.

Doc: Volver al taller significa volver a nuestra micropolítica. Personalmente, crear música colectivamente es una faena de compromisos, disputas, discursos que dialogan. Ahí es donde realmente se trenzan nuestras miradas. Y esto debe ser presencial.

Este exceso de virtualidad 2020 nos está empujando a todxs a los parques, a las calles, a volver a habitar el espacio público. El sonido no es ajeno a eso así es que es probable que también estemos comenzando una nueva etapa donde los conciertos al aire libre sean más frecuentes y nuestra cultura sea más abierta. 

 

Video/Canción “Lemun”:
https://m.youtube.com/watch?v=R7HBoUTEloA

NO COMMENTS

Leave a Reply