ENTREVISTA COMPLETA EN YOUTUBE.

Por Leyla Martínez.

ENTREVISTA A MARCOS FAURÉ VOCERO DE ASAMBLEA COORDINADORA DE ESTUDIANTES SECUNDARIOS (ACES)

¿Qué significado tiene para ustedes haber sido el sector detonante de las movilizaciones y las demandas de octubre del 2019? 

Para nosotros fue un vuelco increíble, siempre fuimos el sector históricamente criminalizado con leyes como aula segura, con montajes en nuestra contra. En el ámbito popular, las personas dejaron de tener esa imagen negativa de los secundarios, de la movilización y empezaron a entender.

Nos movilizábamos porque nos daba rabia todo el sistema, no por nosotros, ni el alza de los pasajes, sino por nuestros padres, madres, vecinos, vecinas, abuelos y abuelas. Sabemos cuáles son las condiciones que vive actualmente nuestro país, y que es súper difícil pensar en vivir o pasar el siguiente mes siendo, por ejemplo, adulto mayor.

En este sentido se despertó nuestra rabia, evidentemente también el amor por nuestra familia, vecinos, vecinas, amigos, amigas y ha quedado súper demostrado en las mismas evasiones.

Para nosotros fue algo inesperado, algo que todes añorábamos que en algún momento sucediera, pero no sabíamos cuándo ni dónde, sí queríamos que ocurriera algo de esta magnitud y que nos permitiera volver a encontrarnos en las calles, en nuestros barrios y salir a exigir lo que hace tanto tiempo nos viene oprimiendo y luchar en contra de aquello.

¿Cuáles han sido las implicancias y los efectos de la cuarentena para ustedes?

El mal manejo de la pandemia es evidentemente súper político, y también tiene razones anti-movilizaciones, el toque de queda no es casual, no es porque sí. Y queda demostrado hasta el día de hoy, se utiliza como una forma de represión más que como medida sanitaria, al igual que los militares en las calles. Entonces por un lado fue complejo como estudiantes y también a algunos trabajadores les pasó lo mismo, se nos extrajo de nuestro centro, de dónde nos organizamos y confluían jóvenes de muchos lados, por lo tanto, se complica la organización y el apañe entre compañeras y compañeros, además no todas y todos tienen acceso a computadores e internet. Además surgieron otras preocupaciones durante la pandemia, por ejemplo, mantener los ingresos de la casa, familiares contagiados/as, cuidar a los hermanos/as mientras los padres trabajan es decir, adquirir el sustento diario.

Por otro lado, surge la organización de forma muy espontánea y auto convocada, colectas, actos, ollas comunes, etc. Siempre era de un carácter espontaneo, si bien para nosotros como ACES pudimos organizarnos a través de medios virtuales. También nos abocamos más a nuestros territorios, entendiendo que ahí estaban las necesidades en ese momento. En las asambleas territoriales la organización es para apañar en todos los comités de abastecimiento, sanitización, protestas. Entendiendo que el Estado nos desamparó, en todo sentido, tanto en el educativo como en el sanitario y que los únicos que podían hacer frente a ello éramos nosotres mismes; el pueblo al fin y al cabo.

¿Cómo han trabajado desde las asambleas territoriales?

Varios compañerxs están trabajando dentro de asambleas territoriales, creemos nosotres que es fundamental la organización entre vecinas y vecinos para la transformación e ir recuperando el control de nuestras vidas, barrios y territorios, esa es también nuestra apuesta.

Trabajamos codo a codo cuando se nos pide hacerlo con otras asambleas en distintos proyectos, hemos estado apañando en la Toma Dignidad, en la Villa Olímpica donde tenemos un lazo bien fuerte, pero también cada compañera/o está en su asamblea territorial trabajando, entendiendo la importancia, el potencial en sí que tienen.

El trabajo de la asamblea territorial y de la organización en general durante el tiempo de la cuarentena ha sido positivo a pesar de la virtualidad y que a mucha gente le complica el poder conectarse porque no tienen cómo hacerlo, creo que igual se fortaleció y demostró que la organización es la única vía que tenemos y seguimos exigiendo por ejemplo lo que pasa con el retiro al 10% en las AFP´s  gracias a las asambleas territoriales y las ollas comunes que se levantaron en distintos lugares, el acopio para los presos políticos y todas aquellas movilizaciones que se dieron a pesar de la cuarentena y la crisis sanitaria fue en gran medida gracias a la organización permanente de los barrios, de los territorios. La organización popular, al fin y al cabo.

En entrevista con Marcos señala “La exigencia es clara un acceso total y gratuito a la educación superior”
En entrevista con Marcos señala “La exigencia es clara un acceso total y gratuito a la educación superior”

Con respecto a los presos políticos ¿cómo están trabajando en relación al vínculo, a la alianza para seguir luchando con ellos/as?

Nosotros sabemos y entendemos que son compañeros/as que estuvieron codo a codo, no junto a nosotros específicamente, pero si compañeros/as, personas que estuvieron dándolo todo en Plaza Dignidad (como en los territorios) y en ese sentido no nos podemos olvidar de ellos/as, en el fondo podría haberle pasado a cualquiera de nosotros/as.

Antes se nos criminalizaba porque éramos quienes más estábamos en las calles, también porque teníamos más medios para poder hacerlo pero después del 18 octubre todo el mundo se volcó a la movilización, se evidenció que se criminaliza a todo el o la que lucha, entonces a cualquier persona le podría haber pasado y haber quedado preso/a. Para nosotros es súper importante, hemos estado trabajando de cerca junto con la que Coordinadora 18 de Octubre, colaborando en que lo que se pueda y más que nada en agitación y propaganda, exigiendo la libertad de los presos/as políticos/as y también por sobre todo nuestros compañeros y compañeras del SENAME y no tan solo los niños/as presos por la revuelta, sino que en general la reclusión en ella.

Las condiciones de estos lugares responden a un sistema que no ha querido hacerse cargo y que no ha respondido a la sociedad entera, en ese sentido creemos en la transformación que podemos ser nosotres, nuestro territorio, como también en la presión popular para poder lograr la libertad de los presos y las presas y de cambiar justamente el sistema penitenciario y el de menores de edad.

¿Cómo proyectan las movilizaciones actuales?

Es necesario seguir con la protesta y seguir presionando por la salida de Piñera, el juicio y castigo para los responsables de las violaciones a los derechos humanos, porque si bien hemos visto como han salido de sus cargos Pérez, Rosas, Mañalich, Blumel, no han pagado lo que deben pagar, que son los crímenes de lesa humanidad, que se cometieron bajo su mandato y evidentemente no deben ser solo ellos quienes paguen, sino todos los que están encubriendo los disparos y las mutilaciones, por ello debemos mantener la protesta, porque sabemos que no va a suceder por voluntad política del presidente o gobierno que además tiene un tinte súper autoritario y fuertemente represivo que ha asesinado, mutilado, torturado y que mantiene una lógica de represión contra todo su pueblo y se evidenció cuando nos declaró la guerra y que hasta el día de hoy mantiene en pie.

Nosotros tampoco vamos a bajar los brazos, hasta que se cumplan todas las demandas y se nos ha dicho “ya tienen su nueva constitución váyanse para la casa”. La verdad es que nunca solo fue la Constitución sino que hay un montón de otras problemáticas de fondo que cambiar y que tampoco pueden esperar, por ejemplo el tema del SENAME, la libertad de los presos y las presas, las pensiones. No se puede esperar cuatro años más, por tanto, corresponde seguir exigiendo.

¿Cuál es la posición que tienen con respecto a las elecciones de los convencionales?

Nosotros sabemos que el plebiscito está súper amarrado del comienzo constitucional. Entonces ya sea desde el tema de la Convención y todas las reglas que tienen como, por ejemplo, que no se pueden tocar los tratados de libre comercio, la AFP. Si se aprueba el TPP11, sería prácticamente todo el sistema neoliberal que quedaría amarrado y no se podría tocar. Y claro, nosotros estamos absolutamente en contra.

Si bien creemos que se deben respetar los tratados de derechos humanos y que incluye los tratados derechos sociales como la salud o la educación que no han sido considerado en este país porque no se ha permitido el libre acceso al agua, a la salud, a la educación no se ha asegurado ni promovido por parte del gobierno, ni ninguna de sus instituciones.

Por otro lado, sabemos que quiénes van a participar no van a funcionar de esa forma antes mencionada. Si se va a escribir una nueva Constitución debe ser el pueblo, los trabajadores las trabajadoras, las disidencias, los presos las presas, quienes escriban esta nueva constitución. Y no bajo las actuales lógicas de representatividad tan vacías de esta democracia, donde se elige al más popular. Porque hemos visto también que las candidaturas autoproclamadas, han sido de personaje de la farándula, de expolíticos o políticos actuales.

Entonces dijimos hace mucho tiempo que no queremos esa lógica y que tampoco queremos sus cupos “independientes por caridad”. Lo que queremos es que efectivamente sea el pueblo quién la escriba, por lo tanto, se deben accionar ciertos mecanismos de participación, tanto de niño, niña o adolescente y no tan solo a través del voto, como se cree hoy en día, sino también a través de reuniones vinculantes y con las organizaciones sociales y populares de base.

Además, los convencionales no puedan ser personas cualesquiera, deben ser levantados desde organizaciones sociales y que sean mandatados por las mismas. Porque en el fondo, nada nos asegura hoy día, que vayan a decir lo que efectivamente quieren decir. O sea, sabemos que el Lobby por parte de la empresa es gigante y que va a seguir operando en este sentido. Y también tenemos que ejercer presión nosotros y nosotras desde las calles, porque sabemos que no se va a correr el cerco porque si, por buena voluntad. Tampoco se podrá conseguir cambiarlo con cartitas al Mineduc o al congreso o a la moneda, sino que hacer una movilización en las calles será lo que se cambie las reglas del juego.

¿Cómo proyectan su lucha y demandas actuales?

A corto plazo nosotros queremos en primer lugar la libertad de los presos las presas presos, como también la creación de un nuevo sistema de protección a la niñez, más allá de lo que se plantea hoy en día que es básicamente lo mismo que el SENAME, y que se base efectivamente en una lógica de protección de niñez y de la adolescencia, y que la participación sea integral. Ahora viene la prueba de transición que es lo mismo que la PSU, que no tiene prácticamente ningún cambio. Es algo que venimos exigiendo no solo desde el año pasado, sino que desde hace 15 años, el fin a la PSU y las pruebas estandarizadas.

La exigencia es clara un acceso total y gratuito a la educación superior, eso es lo que se nos viene ahora, nosotros le advertimos al Ministerio de Educación que tenían, en ese momento, 52 días para poder cambiar la prueba y bueno hasta el día de hoy no ha habido respuesta, parece no haber intención de cambio.

Los secundarios y secundarias estamos en pie de lucha justamente ante todo el sistema segregador, la educación no ha sido asegurada, no ha sido garantizada, no ha sido promovida de ninguna forma por parte del gobierno. No ha habido clases normales, entonces como se pretende preparar una prueba, si nunca han existido las condiciones sanitarias ni mínimas para poder estudiar desde la casa y tampoco han existido las condiciones en nuestros liceos para poder estudiar. Y claro ejemplo de ello la lamentable muerte de un chico ayer en Puente Alto que muestran del sistema educativo y las condiciones que en nuestro país nunca han estado porque las salas se llueven, hay aparatos en mal estado, no hay luz, y una larga lista de problema que son parte de la crisis de la educación en general, la que nos ha sometido este sistema y no tan solo este gobierno, sino que también todos los gobiernos de la concertación que vinieron antes de Piñera.

 

 

 

 

 

 

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply